Santofimio, asesino

El día que lo iban a matar, Lius Carlos Galán salió de su casa a las 7 de la mañana. Tuvo un desayuno importante, y varias reuniones. La revista Cambio narra en uno de sus ejemplares como vivieron las personas más cercanas sus últimos minutos con quien jamás llegaría a ser mandatario. Alberto Santofimio Botero sabía que ese día sería asesinado, al igual que buena parte de los políticos, y seguramente varios personajes de la prensa. Fue una muerte anunciada, que impacto al pueblo, pero nadie puede catalogar de inesperada.

Lo curioso no es que capturen a Alberto Santofimio. Como hemos visto en la prensa de los últimos días, hace ya mucho tiempo se sabía que estaba implicado en el asesinato de Galán. Lo curioso es que el pueblo, la policía y los medios se sorprendan por la noticia. La verdad es que la justicia, el país, y los medios debían sentir vergüenza por no haber presionado más las investigaciones y exigir justicia. Que Santofimio sea capturado no es motivo de ufanarnos, ni de sentir alegría. Es como Calvin, cuando un día tiende su cama y lo felicitan pues no lo hace nunca. Santofimio encarna desde su incursión en la política la imagen del político corrupto y asesino, y no lo hizo nunca en el anonimato.

Dice Marvin Harris que las brujas fueron perseguidas en el medioevo como una forma de redimir las clases dirigentes del malestar que sufría el pueblo en ese entonces. Las conclusiones, si bien son algo apresuradas y no son muy respetadas en los circuitos académicos, tienen una reflexión interesante: si verdaderamente se hubieran querido perseguir y aniquilar los aquelarres, habría bastado con seguir la producción y consumo del alucinógeno que utilizaban las llamadas brujas.

En Colombia ha pasado por varios años un fenómeno parecido: el deseo de combatir la corrupción no ha sido más que una pantalla. Hemos visto caer uno que otro político, pero más parece que caen porque traicionan las dinámicas políticas colombianas, que por un esfuerzo serio de los entes policivos.

"¡Qué alegría que lo pescaron!¡Que le metan el máximo de años de cárcel!¡Que se pudra en la más fea de las cárceles!" Sí. Pero en primer lugar sabemos que así no será el asunto. Seguramente le darán casa por cárcel, al igual que al único intocable ajusticiado del proceso 8000, y en unos años quedará libre. Y peor aún, todos sus años de impunidad desde el asesinato, y todos sus años de impunidad después de quedar libre serán blanco de un par de notas en la prensa y los periódicos, pero el asunto no trascenderá en absoluto, y seguramente será el único intocable al que le toquen las puertas por el asesinato de Galán.

Que quede claro que Santofimio no cae por haberlo asesinado. Cae por haber movido mal sus piezas, y seguramente no seguirá a la suya la captura de ningún otro político implicado.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

2 piedras han sido lanzadas:

Anonymous said... 02:59  

algunas correciones, el homicidio no tiene casa por carcel

Anonymous said... 03:05  

una cosa es que Santofimio sea un corrupto, pero me parece que ser un asesino es una cosa bien distinta y muy complicada... si el man estuvo involucrado en ese horrible crimen merece toda la sancion que la ley pueda imponerle y sobretodo todo el rechazo social que merece una persona que ha sido premiada por la democracia y usa el crimen para ocmbair sus opositores politicos...

no creo que los unicos corruptos sean los politicos hay que ver cualquier gremio de colombianos... en general somos tramposos: los estudianes copiando en los examenes, los gremios sobornando al Estado, los ingenieros robando la palata de los contratos (si hacen la obra la hacen como materiales malos, y sino simplemente no la hacen) los evasores de impuestos... muchos muchos. los que cobran pero poco trabajan... en fin,,,

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru