¡Corte!

Resulta una coincidencia bastante elocuente que un par de pastusos hayan lanzado hace unos días su propia versión de Rosario Tijeras, y que la noticia, como tantas otras, fuera presentada en uno de los noticieros más importantes del país. Resulta curioso, sencillamente porque el acento del actor principal, que es español, más parece de Nariño que de cualquier otro punto del continente. Claro, los productores son mexicanos, entonces para ellos bastaba con hacerlo decir un par de veces "gonorrea" para que sintieran que hablaba como cualquier miembro del cast de La Vendedora de Rosas.

No es posible criticar mucho la película porque es fiel al libro. Pero, entonces, si es un libro difícil de llevar a la pantalla, y si la historia no se entiende, ¿por qué llevarlo al cine? ¿No tiene la producción también algo de culpa por no pensar en eso? Al llevar la historia a la pantalla se pierde uno de los pocos méritos que tiene el libro: la narrativa. El manejo del tiempo a lo Tarantino no hace otra cosa que esconder la falta de manejo de tensión y lo planas y predecibles que son todas las historias. La construcción de personajes es bastante elemental, y el único logro de la película es hacer ver al escritor como un tarado, no solo porque al llevar a la pantalla su gran obra la historia se revienta, sino además porque intentan construir a Antonio con base en su figura, y termina uno con la impresión de que es un tarado (perdonarán los hermanos pastusos, pero con tanto chiste que hay sobre la región uno ya piensa que por tener el acento son menos inteligentes). Si en Colombia no hay actores buenos, es necesario culpar a la televisión que pone a cualquier Protagonista de Novela, pero ¿por qué no buscar entre los talentos nacionales para una película que se fundamenta en un folklorismo macondiano?

Flora, hermosa, pero con destellos de ternura que no tendría Rosario. A Manolo, que me lo muestren, porque lo cambiaron. Ferney es divertido, y el español, más allá de los inconvenientes del acento, es un señor actor que no tuvo mucho campo para brillar.

No sé si es en todos los teatros, pero hay secuencias en las que el sonido y el audio no están sincronizados. Vergonzoso.

¿Vale la pena, entonces, ir a verla? Si las alternativas son Charly, La Isla y La Caída, probablemente no. No se pierde nada uno si deja de ver esta película. Si no tiene plan, y no quiere ver algo en lo que le toque leer subtítulos, es una opción magnífica. Si usted es un hombre (o una lesbiana), los desnudos en los que Flora evidentemente se sentía incómoda pagan la boleta.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

0 piedras han sido lanzadas:

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru