El regreso a la edad de piedra

Por: Camilo de la Cruz
camilodelacruzn@hotmail.com

La visita del presidente Uribe al rancho de Bush en Texas, no es más que el reflejo de una política internacional arrodillada y un fuerte renacimiento de una oscura fuerza derechista implantada desde lo más alto del poder norteamericano y muy bien recibida por la actual política colombiana.

En su rancho tejano, el presidente de los Estados Unidos recibió la semana pasada la comitiva diplomática Colombiana. Como si se tratara de Pedro y Vilma Picapiedra recogiendo en su troncomóvil a sus fieles y obedientes amigos, Pablo y Bety Mármol, George y Laura Bush recogieron a Lina y Alvaro Uribe, dando comienzo a uno de los actos más cómicos y alegóricos de la actual política nacional e internacional de los dos países. Como era de esperarse, Alvaro y George se fueron adelante; al volante, obviamente, el anfitrión, mientras que Lina y Laura se sentaron atrás como buenas esposas. Ellas se quedaron en la casa para hablar de temas tan importantes como el menú del almuerzo, según las mismas palabras del presidente Bush. Ellos continuaron su camino tratando temas a la altura del sexo masculino, como el Plan Colombia, Derechos Humanos y Desmovilización, pero eso si, nada del TLC, acerca de eso, poco o nada se dijo.

Hora y media después, los dos mandatarios ofrecieron una rueda de prensa mientras que sus devotas mujeres los esperaban en la sombra de un árbol. Después de dar algunas declaraciones, en las que no se dijo realmente nada nuevo, Pedro, perdón, Bush, regaló unas típicas botas tejanas a su amigo Uribe. Si nuestro folclórico presidente de ruana y carriel antioqueño esperaba alguna respuesta acerca del TLC, ahí la obtuvo. Es probable que para el próximo consejo comunal de gobierno, el presidente no aparezca con poncho y sombrero paisa, sino con botas y sombrero de vaquero gringo. Esto puede sonar un poco exagerado pero creo que esa fue a explicación dada por los Estados Unidos a todos los interrogantes de la comitiva colombiana acerca de este tratado.

Todo está claro: la mentalidad conservadora y costumbrista de ambos presidentes, fiel estereotipo del comportamiento tradicional y anticuado que ambos quieren implantar en sus respectivas naciones. El total apoyo de Washington a Bogotá, indispensable para mantenerse en el último país suramericano que les sigue rindiendo total obediencia y poder seguir tratando de vigilar o tumbar a Chávez, la piedra en el zapato más incomoda del gobierno norteamericano en América Latina. Y como no, la negativa de los Estados Unidos en ceder en temas tan trascendentales del TLC, como medicamentos genéricos fabricados en Colombia y los productos agrícolas subvencionados por el estado norteamericano.

Al final, con el regalo de su amigo en las manos, Pablo se despidió de Pedro y de Vilma a la espera de un nuevo llamado de su amigo. La familia mármol volvió a casa, Pedro, como siempre, se salió con la suya.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

1 piedras han sido lanzadas:

funkysmell said... 15:06  

interestng


www.funkysmell.com

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru