LA SEGURIDAD PRIVADA

Por: Blake GilBert0

Se atreven a retarlos. El grupo que veo delante se atreve a retar a
los agentes de "seguridad" privada que inunda el parque de la 93. A mi
memoria llegan cátedras como la de filosofía, cuando se debatían temas
interesantes en los colegios, llegan memorias como las hojas del libro
"El origen de la propiedad privada" de la doctrina Hegeliana.
Imposible pasar por alto, El contrato social de J.J. Rosseau, que nos
enseño que en algún momento de la historia el hombre en forma
colectiva cedió parte de sus derechos a ese ente que nació de sus
propias entrañas, para su bienestar colectivo.

Los necesitamos porque nadie es capaz de defendernos de nosotros
mismos. Hoy, cuando la fuerza "publica" ha fracasado, mas que nunca
debemos acostumbrarnos a la Seguridad privada. Y es privada porque
aquel que tiene plata puede contratar libremente a matones con
salvoconducto que haga el trabajo que cómplicemente perdió el Estado.
Desde los Guachimanes, bouncers, porteros hasta los paramilitares
estamos plagados de ellos.

Y aunque la disertación diste de mencionar las fuerzas oscuras del
Paramilitarismo en los estalamentos políticos de la nación, el
Paraqueismo es una consecuencia directa de la perdida de vigencia de
los organismos tradicionales de manejo de fuerza.

Ahora bien, resulta tortuoso, sino casi imposible, plantear un
discurso bajo premisas solo políticas; la seguridad privada se erige
como de los mejores negocios de hoy día. Se ven en el parque del
tercer milenio (o la Charada que quiera ser eso), en el de la 93, en
cada edificio o en las calles por donde usted transite. De quien nos
defienden? A quienes no dejan entrar? Quiénes son los que están
afuera?

Al mejor estilo prestidigitador de Max Enrique les fue posible prever
(o por lo menos yo asi lo note) que tras la desmovilización de los
paramilitares, sus hondos tentáculos enterrados en los estalamentos
políticos, conseguirían que aceptáramos con beneplácito que nos
convirtiéramos en vecinos de ellos; en esta forma, Teusaquillo afronto
un problema que se resolvió, creo que solo para este caso,
afortunadamente con la explosión de un petardo. No contentos con ello,
su nueva pretensión es crearles empresas privadas de vigilancia, para
convertir a ex paramilitares en las personas que nos cuidan en los
parques, en la rumba, en los edificios, hospitales, iglesias, y un
largo y harto etcétera.

Consagraremos asi la legalización del Paramilitarismo urbano. Perros
feroces acompañados por bestias de seguridad inundaran las calles
vigilando cada paso que de, cuidaran de usted en transmilenio. No mas
agentes de verde molestando a los transeúntes, no más tu haciendo lo
que quieras. No más. No más.

Pero ahora, para asegurar la reelección del artífice de tan magnánimas
ejecuciones, todas estas medidas son necesarias. Fue estrictamente
necesaria para la casa de Nariño tener que comprar al delfín de
Pastrana para el cargo de embajador, ha sido de una necesidad
inexcusable tener "recluido" a Don Berna (nadie duda de su
honorabilidad) en una finca. Es indubitable, o por lo menos para el
gobierno, la victoria aun esquiva de la política de seguridad
democrática. Pero Álvaro, esta es la transfiguración de la seguridad
democrática? Permítenos entender. Primero, fue la red de informantes
(impusiste la cultura del sapo y el recontraespionaje). De un salto
pasamos a la seguridad privada de los paracos. En nuestras casas,
barrios, veredas. Dormiremos tranquilos? Tendremos ya el bien
germinando en nuestra tierra?

Excelente idea, porque aunque no lo crean, le preceden grandes
discusiones en palacio. Cómo financiar un negocio para que unos tipos
abandonen otro negocio que les resulta súper-lucrativo?. ¡¡Se enciende
un bombillo en palacio!!. Obligamos a que la gente pague para que las
rejas de sus casas sean organismos de "para-seguridad" que hagan el
trabajo que constitucionalmente le corresponde a la policía. Asi, la
policía se excusa de su trabajo y mantenemos a estos tipos contentos y
hacemos pensar que ocupados.

Lo mas osado de esta estupidez, es que como los buenos amnésicos
Colombianos que somos, terminaremos reeligiendo al primer paramilitar
de Locombia; como el manso y subyugado cordero que soy acabare por
acostumbrarme a ver paracos con otros disfraces; y como la republica
(juro que no merece que le ponga la primera letra en mayúscula)
ignorante e ilusa que somos esperaremos el próximo conclave con la
esperanza cifrada en algún delincuente local con rango de cardenal
para que rija como el primer Papa del país del sagrado corazón.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

0 piedras han sido lanzadas:

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru