Back to the light

A cualquier internauta compulsivo le viene bien una temporada de austeridad. Perder el acceso a cablenet es motivo de síndrome de abstinencia, y por lo general, una de las pocas abstinencias que realmente depende de uno. En todo caso, quiero anunciar mi regreso triunfal al cyberespacio, no porque alguien lo esté esperando, sino porque yo lo necesitaba: horas y horas de ocio totalmente improductivo. Internet nuevo obviamente significa casa nueva. A falta de una, mi apartamento tiene dos columnas, de manera que entenderán que me sienta como Tutankamon. Es el segundo piso de un jardín infantil, así que espero que mis horas de ocio venidero estén acompañadas de largas observaciones etológicas al comportamiento de las bestiecitas (con especial atención a las interacciones entre géneros), no para entender a las mujeres (porque ya entendí que están más allá de cualquier lógica), sino para entender de dónde vienen sus comportamientos. Como hipótesis manejaré que eso del feminismo radical se deriva de un trauma por el dominio masculino del rodadero. Eso explicaría, además, que yo mismo sea un hombre feminista, pues en mi preescolar había un matoncito que cobraba por el uso de los juguetes del parque. En fin, todas esas cosas, pero lo que me sorprende es cómo lograba la gente sobrevivir sin internet en el pasado. No conozco la heroína, pero tiene que ser algo parecido.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

2 piedras han sido lanzadas:

Mimesis said... 07:01  

¡qué bien que vuelva! Me estaba haciendo mucha falta.

Chandaxi said... 18:59  

WB

Chandaxi

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru