1 año de Supercontra

Los doce meses coinciden casi exactamente con los 13 mil visitantes. No sé cuál de las dos sea una medida más imprecisa: la mayoría de los hits que llegan de buscadores son claramente engañados por el superalgoritmo de Google, o algún otro motor de búsqueda. Antes me parecía divertido ver las palabras que hacen aparecer a Supercontra como un resultado factible, por lo ridículas. Entre mis favoritas, el personaje que llegó buscando el "perfil sicológico de un maniático sexual". El asunto puede hacer parecer a Google más competente que mi siquiatra, pero no es sino ver los demás resultados que timan a diferentes personas a visitar esta pérdida de tiempo, y entonces se da uno cuenta de que eso de maniático sexual no es sino una buena broma del azar: buena parte de los visitantes llega con ganas de ver los senos de Andrea Serna y a Catalina Aristizabal desnuda. A diferencia del diagnóstico mental, me encantaría que en este caso Google no se equivocara, pero ya estoy bastante resignado a tener que vivir el resto de mis días sin conocer semejantes encantos de la naturaleza.

Si la medida de los visitantes resulta engañosa, los doce meses más aún. El tiempo, en nuestra lógica, tiene sentido siempre y cuando sea una manera de medir el cambio de otra variable. Sin embargo, un año, en sí mismo, no es un dato muy elocuente. La pregunta es, entonces, ¿qué ha cambiado en este año?

Supercontra empezó como un intento por generar diálogo en torno a lógicas, y no a argumentos. La idea es que si una persona se expresa sin los límites de lo políticamente correcto, se podrá generar un diálogo entre sistemas de representación, y no entre argumentos (pues ya no hay un lenguaje "neutro" en el que se deban expresar las opiniones). Algo así como la esquina donde se paran a dar discursos personajes de todo tipo en Londres.

El interés por el tema del diálogo de diferentes lógicas se me despertó tras una visita de Catherine Walsh a Bogotá, en la que criticó el Sistema Distrital de Cultura, pues según ella permitía la participación de la gente, dentro de la lógica que maneja el Instituto, mas no la participación de diferentes lógicas. O por lo menos eso creo, porque yo no fui a la charla, pero eso fue lo que entendí de lo que me contaron. Después tuve la oportunidad de ver a Gayatri Spivak, y por alguna razón que todavía no entiendo bien, me acerqué y le conté la idea. Incluso le pedí que escribiera para Supercontra, y ella dijo que lo haría.

Naturalmente jamás le escribí para pedirle un texto. La página acabó por ser casi una terapia personal, y lejos de cambiar el mundo o el país, no estoy seguro de que me haya cambiado mucho a mí. Es cierto, ya no saturo a mis amigos con los textos que escribo, y cuando llego borracho a casa ya (casi) no le escribo mensajes comprometedores a mujeres que a duras penas conozco.

Me he vuelto fiel lector de varios blogs, razón por la cual utilizo Safari y no Firefox, pues despliega de manera muy cómoda los site feeds. He dejado un poco el mal hábito de no leer lo que escribo, pero desde que tengo el blog también he dejado de escribir. He hecho lo posible por no caer en lo que me parece el ridículo compromiso de la reciprocidad del blogger (leer a quien me lea, saludar a quien saluda en mi chat-box, y hacer sólo comentarios agradables), pero ahora estoy por creer que esas figuras de dar, recibir y devolver van muy atrás en nuestra historia genética, y es algo de lo que no podemos escapar. Estos son los feeds que están programados en mi navegador:

ananayaguilar.blogspot.com/atom.xml
caromrojas.blogspot.com/atom.xml
Cermeno.blogspot.com/atom.xml
eduardoarias.blogspot.com/atom.xml
johnhawks.net/weblog/index.rss
lorenzomorales.blogspot.com/atom.xml
orsai.bitacoras.com/index.xml
orsai.es/index.xml
palomacamara.blogspot.com/atom.xml
rodrigocampos.blogspot.com/atom.xml
soloami.blogspot.com/atom.xml
sonidocontexto.blogspot.com/atom.xml
textosonoro.blogspot.com/atom.xml
www.rodrigoorrantia.com/atom.xml
www.tienda-activa.com/sicoactiva/blogger/atom.xml&uuid:4F01A864-1D2A-43F7-B226-1920B70E3B8C

La pregunta parece ser si todo esto me hace ser una mejor persona. Lo único evidente es que pierdo el tiempo de una manera mucho más productiva que hace un año. Hoy, 12 meses después, puedo asegurar que no veo en Supercontra la menor posibilidad de cambiar algo para bien o para mal. Es una empresa sin sentido. Al fin y al cabo, ¿para qué ser una mejor persona? Para celebrar mi primer cumpleaños en la web, reencaucho a continuación algunos de los primeros posts.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

1 piedras han sido lanzadas:

Anonymous said... 21:35  

felicitaciones en el primer año.. espero que esto solo sea la "puntica" de muchos años para el blog

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru