La emancipación de los güevones

Se cuenta en El pez gordo y la princesa que un 21 de julio como el que acaba de tener lugar, pero hace 37 años, pisó el hombre por vez primera el satélite de la tierra. Eso a lo que Pessoa le rinde culto junto con la ironía, el diablo, la poesía y los gatos, y que por Rumania genera más de un insomnio. Más allá de que algunos sostengan que fue un fiasco, hay que reconocer que contaron con un slogan bastante apropiado y ahora el evento es punto de referencia para cualquier persona educada frente a una pantalla.

Sin embargo, en la carrera espacial hemos contado con ayuda imprescindible de nuestros primos más cercanos. Incluso canina, pues el primer ser en orbitar alrededor del globo fue una perra rusa (en el sentido literal). Cualquier persona que recuerde la película en la que despiadados investigadores de la NASA sometían a un grupo de chimpancés a radiación extrema puede darse una vuelta por ape-o-naut, proyecto que desde hoy está en los vínculos de supercontra, y que pretende redimir a estos seres que han sido de vital ayuda para la "conquista" del espacio.

En los días pasados me he topado con dos curiosidades relevantes para el tema. La primera, en una fiesta estanfordina conocí un astronauta. Doctorado en física, médico y abogado, según Carolina bastante guapo, y a quien no se le salió ni medio improperio en toda la noche. Comprometido, además, con una colombiana, para que cuando salga al espacio los diarios nacionales puedan inflar de orgullo el pecho y regocijarse con la historia. Esa misma noche conocí a un físico dedicado a estudiar el clima solar, que vive en su camioneta para poder inyectase en heroína el cheque de su beca. Uno de sus amigos, Flaco (con acento gringo, por favor), sería abstemio a los ojos de casi todos los mortales, de no ser porque carga máquinas que le propinan descargas eléctricas.

La segunda curiosidad con la que me topé, es la diversidad en la sexualidad de los grandes simios, de la cual no era plenamente consciente. Los trabajos de Franz de Waal y varios primatólogos anteriores señalan que bonobos y chimpancés intercambian favores sexuales por alimento (o como modo de hacer la paz, según el enfoque teórico). La conducta de nuestros primos más cercanos nos intriga, y la estudiamos con ganas de aprender algo sobre nosotros mismos. El dato curioso es que los dos testículos de un chimpancé son más grandes que su cerebro. Los gorilas tienen el pene más pequeño de los simios, de manera que tratar de gorila a un mero macho es realmente una ironía. Y los humanos hemos sido bendecidos por la selección natural con uno aparato relativamente respetable. Las mujeres, antes de empezar a sacar conclusiones y burlarse de nosotros, deben tener en cuenta que también ellas cuentan con características sexuales totalmente exageradas (o que me muestren un gorila, chimpancé u orangután con las proporciones de Sofía Vergara).

Lo que llama la atención del bombardeo de datos curiosos es la manera como se articula el conocimiento. Un físico tostado es responsable por generar el conocimiento que nos permite entender temas cruciales como las tormentas solares. Desarrollamos tecnología para viajar al espacio, y la utilizamos para mandar tanto a seres con mayor capacidad testicular que craneal, como a ejemplares totalmente prolijos de la especie. Y entre tanto, se preguntarán quienes hayan detallado la sección de noticias curiosas en Supercontra, ¿cuántas espátulas espaciales habrán perdido los chimpancés en el espacio? Tal vez el tamaño de las bolas haga buenos astronautas, y no múltiples doctorados.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

3 piedras han sido lanzadas:

la pequeña padawan said... 13:28  

el capítulo de anoche de dr. house me dejó pensando exactamente en eso. un abrazo, mr. supercontra. seguiremos intentando obtener doctorados pese a que vivir de nuestras características sexuales sería con seguridad mucho más rentable.

Hernan said... 16:04  

Pues su teoría se puede probar muy fácilmente, solo hay que hacer una encuesta y preguntar quién cree q el jefe es un completo güevon!! y listo.. ahi se verán los resultados! ;)

Eduardo Osorio said... 21:58  

Esos amigos de Andres! Yo pense que ya le habian cortado el chorro al fisico. Todavia tiene el pelo verde y sigue oliendo igual de bien? y el flaco... tenaz. La verdad, mano, no creo que de ese fisico tostado vaya a resultar algo bueno, pero tengamosle fe... ultimamente me equivoco un resto.

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru