cyberpilatos y tribulaciones

Hace mucho tiempo, mientras hacía maletas con destino a la India, se me ocurrió preguntarle a Andrés Spath su opinión sobre lo que debía empacar para mi periplo. Así como hay familias con el llamado gen musical, o con la vena artística, los Spath representan para mí lo que seguramente fueron en el pasado dinastías como la de Marco Polo: el personaje transeúnte, que transita por el mundo con la capacidad de entablar relaciones de localidad con nativos de latitudes remotas. Andy, con el respeto que merecen sus hermanos, goza de una sabiduría particular, de quien tiene los pies en la tierra, característica, tal vez, de personas que han sufrido toda suerte de infortunios: atropelladas de bus, quemaduras en el rostro, y haber estado secuestrado por un grupo de delincuentes comunes por dos semanas por pura y llana equivocación. Habría que decidir si sucede que sus hermanos cuentan con mejor suerte, y por ello con una sabiduría respetable, por supuesto, pero no de su talante, o si por el contrario hay personajes que no escuchan plenamente los llamados del destino. El asunto es, por lo demás, indigno de reproches dado que muchos podemos identificarnos con la testarudez humana que se rehusa con temple y vocación de crash test dummy, a crecer como individuos y dejar de hacer las mismas pendejadas.

La lista de implementos, digna de un manual denominado Andy´s guide to the galaxy, efectivamente abarcaba toalla (no de esas gruesas que secan super bien, sino esas que parecen trapos para que se sequen bien rápido, porque qué hace uno viajando con una mojada), camisas (corregirá el mismo Andy si me defrauda la memoria, pero según recuerdo con el fin de evadir el sol y los mosquitos), algún otro par de implementos que hago mal evidentemente al olvidar, pero muy sobre todas las cosas, Nopiquex.

- Yo no sé por qué no le han dado un premio Nobel al que se inventó el Nopiquex, si los mosquitos son un problema el...- comentaba el personaje.

Meses después, iniciando mi doctorado (léase: hace par semanas) habría de darme cuenta por el buen camino que no podía tener más razón en su apreciación sobre el mundo. El mal camino habría sido, desde luego, contraer paludismo. En un programa de televisión en los 50s, invitaron a John Burdon Sanderson Haldan a participar a un determinado capítulo. El escocés era uno de esos personajes que le da el nombre a los científicos locos, uno de esos seres que todo creativo de publicidad quisiera ser, famoso tanto por sus excentricidades como por ser el padre de una de las ramas más importantes de la biología contemporánea. El anfitrión del programa decidió, dentro del afán estadounidense por solucionar en cualquier escenario las disputas entre el creacionismo y la evolución, preguntarle a Haldane lo que podría decirse sobre Dios dado el conocimiento científico de vanguardia.

- Que le gustan mucho los insectos -respondió sin rechistar el agudo personaje.

La historia, para comunicar algunas breves y para traer a colación la moraleja que motiva este texto: me ha seducido completamente la malaria como tema (la relación que hay entre malaria, deforestación, y algunas conductas humanas), para los que se preguntan cómo estoy. El trabajo duro es la forma más pura de salud mental (salvo en casos como The Shinning), pasó ya casi un año y siento como si hubieran sido dos semanas las que llevo acá. Los intereses me han cambiado mucho en sólo dos trimestres, y ante el privilegio que significa estar acá no me queda más que lamentar la ignorancia que hay en Colombia con respecto a las múltiples oportunidades académicas que ofrece el imperialismo yankee.

La moraleja, divagaciones sobre las muchas veces que por sabiduría o accidente una persona da un consejo que ignoramos y que después acaba por ser tremendamente valioso, sobre todo si lo hubiéramos seguido. En otras palabras, el popular "se lo dije", muy apropiado para la coyuntura politicómica que vive el mundo actualmente, y en particular, para celebrar todas aquellas idioteces que hacemos actualmente que en un futuro nos llevarán al penoso callejón sin salida señalado con la muletilla (y para celebrar acá los grandes saltos que dan amigos por la humanidad hacia la sabiduría y el deseo popular, como la patomaternidad de mi gurú espiritual (a cuyos hijos educaré en las nobles artes del mentir) y la editora en jefe de cualquier proyecto imaginario que decida emprender, el cambio de estatus laboral de Felipe, Tomás y Carolina, el matrimonio de Lorenzo y Ana, y el grado venidero de Emilio. Por todos ellos un gran ¡HURRA! ¡Primavera! Se los dije (bueno a Natalia no, pero no importa)) (uy, qué paréntesis más largo).

Se lo dije...los video podcast son una putería

Me lo dijo Carolina, hace mucho tiempo, pero no le puse cuidado: Boingboing.net es uno de los blogs más conocidos. Buscando podcasts para disfrutar con mis nuevos audífonos, encontré nuevamente la referencia, uno de los mejores video podcasts que he podido encontrar.



Me lo dijo Jenna, la nativa con quien hago intentos de formar pareja (como antropólogo que se respete) en torno a temas como "relación tipo cepillo de dientes en mi casa" o puntualidad, This American LIfe, uno de los mejores podcasts, con historias tipo Alfred Polgar del surrealismo yankee.

Internet Superstar, se los digo yo, un gran video podcast tipo Wanes World con un personaje que es la mezcla perfecta entre Dumpa y Paulina (a ver si saben cuál):




New Yorker conference video podcast (no se puede poner el video o link directo), también lo digo yo, ¿para qué demonios leer artículos fusilados en El Malpensante y los demás panfletos colombianos si se pueden leer directamente en la fuente? ¿Cuándo podremos tener una página, así sea basura, para aparatos móviles de Semana o El Tempo? ¿Cuándo un podcast decente, y el futuro de Buck Rogers, video conferencias? Entrevistas de Andrés Hoyos a Manuel Elkin Patarroyo (hay que ver los podcasts 2012 del New Yorker), o Poncho Rentería haciendo gala de su prosa entrevistando a Antanas Mokus.

Me lo dijeron todos los personajes que entrevisté para la revista pero no creía que la diferencia fuera tan abismal, acá la publicidad y el diseño gráfico acá son muy, muy pulidos. For tax reasons, estudio independiente que hace unos videos totalmente increíbles y que será objeto de culto en Supercontra de ahora en adelante,





y You suck at Photoshop, serie de videos educativos que imagino tienen mucha gracia si uno entiende algo del producto en cuestión.




Me lo dijo La Rojas...usted debería abrir un blog. Y yo no le creí de inmediato.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

1 piedras han sido lanzadas:

La Rojas said... 14:17  

Me alegra que su blog todavia exista y que lo siga llenando de cosas, le he seguido con detenimiento a traves de los anhos ... el mio en cambio se convirtio en un (tal vez el unico) mecansimo publicitario de la carrera de artista de mi hermano... tratare de esto cambie...

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru