En la era de la información

Notará el amable lector de Supercontra, por la pericia y perspicacia que lo caracteriza, que la página ha sobrellevado cambios importantes en los últimos días. En particular, porque estuvo fuera de servicio un buen tiempo, pero bueno, si le sucedió al diario más importante de la nación para acabar con semejante piltrafa de página, ¿por qué no entrar en la misma moda?

Las protestas no se han hecho esperar. Sin embargo, el amable lector sabrá entender que los colores fueron elegidos de acuerdo con investigación de punta en temas de usabilidad y que corresponden a los colores que menos cansan la vista (para que el amable lector pueda pasar horas y horas hipnotizado por la pantalla). Esto marca una era para nuestra página, para el mundo editorial, y por qué no decirlo sin ánimo de sonar arrogante, para el mundo entero. Una oda a la estética futurista, de Buck Rogers, que a manera de Julio Verne nos dictaba lo que iba a ser el futuro. Así, el amable lector entenderá que es cuestión de dejar las prevenciones y recibir con entusiasmo el diseño sugestivo paranormal.

En segundo lugar, notará el lector que una de las características más importantes de la nueva página es el contenido dinámico. Esto es, que el contenido de la barra amarillo pollito cambiará constantemente, pues estudios y encuestas entre los lectores señalaron que buena parte de los usuarios entraban a Supercontra por la calidad de los enlaces. En particular, los hipervínculos pornográficos para tranquilidad de mi profesor de yoga y los demás usuarios que los frecuentan (un tal Camilo de la Cruz) siguen más vigentes que nunca, y prestando pronta ayuda a los navegadores que llegan engañados por los motores de búsqueda.

Además de la Radio Supercontra, patrocinada por Edu, contamos ahora con un módulo donde se divulgan los últimos números de podcasts muy selectos. Sin salir de su casa. No salen los nombres por puros problemas técnicos, y probablemete no se le vaya a dar solución (ni temprana ni lejana) al problema. También podrán encontrar curiosidades diversas en la nueva sección de Supercontra TV, que lejos de ser hecha y producida en casa, al mejor estilo de la tecnología criolla, es robada de otros sitios.

Por último, no queda más que aclarar que esto no es lo último. Es solo el principio, del fin de una era editorial. Si señores. El Tiempo, panfletario de inmunda estirpe que no publica sino cables de agencias internacionales, tiembla ante los anuncios de cambio. Cuando haya tiempo. Hasta entonces, el amable lector, el agraciado lector, tendrá que contentarse con el contenido variado.

Y, como el lector más asiduo soy yo, pues así quedamos todos contentos.

¡Larga vida al Uribismo marxista!

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

0 piedras han sido lanzadas:

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru