Un hombre serio (A serious man), o por lo menos intentando

Por una de las muchas coincidencias planetarias que nunca faltan en la vida humana, los días pasados mis allegados californianos se embarcaron en ceremonias espirituales diferentes pero en los mismos días. Yo, a falta de pertenecer a un culto, decidí buscar iluminación divina en la nueva película de los hermanos Coen, A serious man. Desde que leí The Moonstone, de Wilkie Collins, donde uno de sus personajes soluciona los dilemas existenciales abriendo al azar el libro de Daniel Defoe, Robinson Crusoe, me divierte hacer lo mismo con libros y películas, casi a manera de I Ching contemporáneo y Occidental.



El resultado, como he debido suponer al tratarse de una película de los Coen, no podría ser más inteligible y abstruso. Dado que tengo la política de no ver cortos ni leer reseñas de ciertos directores (entre los cuales están los mencionados hermanos y Woody Allen) pues buena parte de la apreciación de sus películas es la capacidad para sorprender con el absurdo, me permito hacer una crónica de viaje que espero inspire a todas las generaciones a ver la película.

El público, tal vez una de los pocos elementos que constituye la experiencia cinematográfica por describir sin revelar deleites de la trama, parecía todo muy contento en la sala. Curioso que, casi a manera de horóscopo, las personas parecían reír en momentos diferentes, como si la película tuviera tantas interpretaciones posibles como espectadores.

La conclusión, sin saberlo bien, es que me perdí el momento de la revelación divina en un momento de distracción. Cuando la vean, podrán tener la amabilidad de comentarme el mensaje, a manera de copialina para la vida. En todo caso, recomendado extremo ver la película, especialmente a manera de viaje espiritual o I Ching contemporáneo. Cada cual podrá sacar sus conclusiones, y ojalá compartirlas con el resto de los mortales.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

0 piedras han sido lanzadas:

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru