La Xarcutería

(Este post hace parte de una serie que voy a hacer intentando dar recomendaciones en una especie de guía de viaje)


No sé cuál es la historia de las hamburguesas, y francamente, no me parece que tenga sentido apreciar un alimento con base en su pasado, aunque a veces complementa la narrativa. La comida, me parece una de las cuestiones más hermosas de la culinaria, se disfruta, sin reglas y sin agenda. El único requisito es ser glotón.

Por supuesto, siempre habrá desacuerdos en los criterios. No es sino buscar la mejor hamburguesa de una ciudad para toparse con un centenar de listas, todas cuales deben ser tenidas en cuenta a la hora de explorar la oferta alimenticia de una ciudad. Sin embargo, yo también he sabido comer una notable cantidad de hamburguesas, sublime manjar, y me considero digno de escribir una nota sobre las mejores de Bogotá (o por lo menso tan digno como cualquiera que ya haya escrito una). 

Bogotá ha sido víctima de dos explosiones culturales en los últimos años: en primer lugar, el hipsterismo, la desidia vanguardista del primer mundo hecha tendencia. En segundo, hamburgueserías de todo nivel, precio y afiliación política. Si ambas tendencias coinciden, lo decide el lector. Si yo soy víctima de una o de ambas, tal vez. Lo único cierto es que cualquier persona que disfrute un buen bocado debería probar alguno de los siguientes lugares y sus consabidas historias.


La Xarcutería

Carrera 12 # 93-43, Bogotá
(1) 6165538



Tenía tiempo de no ver a Emilio, pero las últimas semanas hemos parchado como en los viejos tiempos. Solo que ahora somos viejos. Estuvimos en el cumpleaños de Jair, mi nuevo mejor amigo de la temporada en la Mugrosa. Como cualquier ágape en esa comunidad de buena onda, fue una parranda memorable con concierto de carranga incluido, del cual nos ausentamos a eso de las 2:00 a.m., cuando la fiesta estaba aún rebosante de alegría. Al día siguiente, como lo dictan las normas de urbanismo bogotano, hablamos para ir a por almuerzo.

- Una hamburguesa, ¿cuál es su favorita?

Casi nada la pregunta. Tras una diatriba de opciones y criterios de calificación, finalmente Emilio me preguntó nuevamente: 

- Bueno, pero según esos criterios, ¿cuál es su favorita?
- Ah, sí...me fui por las ramas, ¿no? Bueno, para mí las mejores en Bogotá, son dos: la Xarcutería, y Ugly American.
- Bueno, vamos a esa.
- ¿Cuál?
- A la Xarcutería, ¿no? Si dice que le gusta...



Muy a pesar de mi sugerencia de pedir la carne medio cruda en este sitio, ya que es de gran calidad, Emilio pidió la suya término tres cuartos. Yo, como siempre, opté por una Cheeseburguer, sin queso (no existe de plano) con adición de huevo. Tengo la impresión de que su tocineta es de primera calidad, pero un detalle que a mí me encanta de ese lugar es que son ávidos de las conservas.

Departir con Emilio en ocasiones es como bajar por la madriguera del conejo de Alicia. Las conversaciones van de lo fantástico a lo imposible, siempre con humor, enmarcado en chistes que tienen un sabor característico de colegio masculino. La conclusión de la charla fue que vamos a incursionar en el refinamiento de petróleo para comprar el América de Cali. O algo parecido.

Emilio calificó con nueve de uno a diez la haburguesa de este sitio. Juzgó el pan, las verduras, las salsas, y por supuesto, la carne.







Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

0 piedras han sido lanzadas:

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru