El eclipse sí fue parcial - supercontra

Latest

(En construcción)

11.3.19

El eclipse sí fue parcial


Apocalipsis 6.12: "Hubo un gran terremoto y el sol se volvió negro como paño de saco de pelo, y la luna se volvió como sangre".




Sigue la crisis ambiental, que no acabará hasta tanto no se tomen medidas de fondo. Algunas de las acciones, esbozadas hace años, fueron debidamente repasadas en un artículo reciente en la revista dinero. Algunos de los apartes más interesantes, en mí opinión:

“Para el caso de la población infantil de la ciudad, se evitarían unas 27.500 hospitalizaciones por causas respiratorias, 75.000 atenciones en salas ERA y alrededor de 7.500 atenciones en unidades de cuidados intensivos. Adicionalmente, estaríamos bajando un escenario de 1.500 casos potencialmente evitables de mortalidad en niños” -Eduardo Behrentz

Las gráficas que proyectó en su momento la Universidad de los Andes daban cuenta de una caída dramática en los niveles de contaminación del aire en Bogotá. En 2008 se registraron unas 2.500 partes por millón (material particulados, óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono e hidrocarburos) con una proyección a 2020 de 500 partes.Lo más curioso del tema es que uno de los investigadores de este estudio es Juan Pablo Bocarejo, actual secretario de Movilidad y el responsable del pico y placa ‘de emergencia’ que se vive este fin de semana en Bogotá.

Una de las verdades no contadas, que se cuentan a manera de chisme, es que el mismo Peñalosa hizo parte del esfuerzo para poner los filtros, pero cedió a las presiones de los transportadores, quienes amenazaron con apoyar la revocatoria si este no retiraba la norma. Si es cierto o no, no lo sabemos. Lo cierto es que los filtros, que dieron resultados extraordinarios, se dejaron de usar en los buses de transporte público.


*******


Como es costumbre, decidí explorar un poco los datos disponibles para ver si el pico y placa tuvo efecto sobre la calidad de aire con base en evidencia empírica. Sin duda, Bogotá vivió uno de los fines de semana más limpios en términos de contaminantes en el aire. ¿Será que debo retractarme y felicitar a Peñalosa?

En primer lugar, es importante recalcar que la crisis de ahora es la misma de todos los años. Acá una gráfica donde se muestra que el primer cuarto del año siempre es un poco más alto que los demás. En este, además, el ENSO retrasado sin duda tuvo un efecto crítico, más las extensas quemas en los bosques del Guaviare.



Uno de los temas que más absurdos me parece de Peñalosa, es que en Bogotá hay múltiples comunidades de ciudadanos activos, con conocimiento y ganas de participar activamente para ayudar a resolver sus problemáticas. En calidad de aire recomiendo mucho seguir a Daniel Bernal, un ingeniero que desde hace rato ha dedicado a medir la contaminantes en las estaciones. Acá los recorridos que hizo el fin de semana, donde se ve que, a pesar de las medidas y de la buena calidad medida en las redes, la contaminación en los buses y en el sistema de transporte no cambió demasiado. En la zona de la avenida Boyacá con Calle 80, Daniel registró medidas superiores a las 500 partes de PM2.5 por millón. Sin duda, una es la historia oficial de una red de monitoreo anacrónica para las problemáticas actuales, y otra la de una red independiente de la ciudadanía.




Los invito a ver este hilo en Caracol Radio sobre las mediciones de Daniel:




Sin embargo, sería un poco testarudo desconcocer que la calidad de aire mejoró en Bogotá durante el fin de semana, si bien siguió siendo peligroso para los usuarios de Transmilenio. La pregunta es, ¿qué tanto tuvo que ver el pico y placa, y qué tanto las dinámicas climáticas? Para ello, hice un video donde se ve cómo durante el fin de semana se redujeron los contaminantes producto de los incendios del Caquetá y Guaviare, y además, cómo los vientos que estancaban la polución en Bogotá cambiaron, y evacuaron los contaminantes.





*******


¿Qué tipo de persona se vanagloria de adoptar medidas que, a sabiendas, son incompletas e insuficientes? Contamos con un alcalde que hace acuerdos con la ciudadanía para luego incumplirlos, como se ha evidenciado en el tema de la tala de árboles. El actual secretario cuestiona toda actuación de los ciudadanos, con el argumento de que es oportunismo político (¡se llama participación ciudadana y es gente muy seria!). Justo antes de la emergencia de este fin de semana, además, hubo unos extraños cortes en el servicio de medición de calidad de aire, y comportamientos muy extraños. A mi juicio, la estación de Fontibón presenta unos comportamientos totalmente anormales desde la semana pasada. Afortunadamente, la detección de fraude es extremadamente fácil, y evidenemente voy a dedicar algún post en el futuro para ver si se pueden detectar manipulaciones del sistema, pues a mí juicio, nuestro alcalde, lejos de hacer cosas para limpiar el nombre de su familia, padece todos los mismos problemas que su padre: un simple y llano traficador de influencias que aprovecha sus puestos en el estado para beneficiar grandes grupos económicos, con una noción de progreso asociada a cemento y acero.

Este alcalde, y su actual secretario, saben muy bien que el pico y placa no es una medida para contrarrestar la contaminación. Sin embargo, los ciudadanos no vamos a dejarnos enredar con un eclipse.




No comments: