Sobre las desgracias de ser enano

J.R.R. Tolkien describió a los enanos como una raza irascible, que no aceptaba ser tratada como menos que cualquier humano. Dados a la bebida, y diestros con las armas (palabras más, palabras menos). Tristemente algo de razón tenía. En una ocasión l show de Howard Stern, por ejemplo, encontró un enano borracho afuera del estudio. Tuvieron a bien invitarlo para que asistiera al programa, no sin antes tener la precaución de disfrazarlo de conejito de Energizer, para posteriormente preguntarle si sus partes nobles también eran "enanas". Transmitieron por televisión nacional tanto la aparatosa desvestida (no se puede decir propiamente que el enano se bajara los pantalones porque el disfraz más parecía una pijama con patitas de esas que usan los niños), como los genitales, y lo que a mí me quedó claro de la historia es que los enanos, al igual que los McFly, aceptan cualquier desafío.

En Mayo 2 del presente año, la BBC reportó que Yang Sihamoni-jefe de la liga de lucha libre de enanos de Cambodia- fue retado por uno de los asistentes, quien sostuvo algo así como que la liga entera de enanos no le ganaría a un sólo león. Como ya hemos visto, los enanos no soportan eso, y por absurdo que parezca, la pelea tuvo lugar. La única condición que puso el gobierno de Cambodia fue que se le concediera el 50% de cada boleta vendida para el evento. Las entradas, naturalmente, se agotaron tres semanas antes del día de la pelea, que duró casi lo mismo que las de Mike Tyson en sus buenas épocas: 12 segundos. como era de esperarse, el león ganó. 28 guerreros murieron y 12 sufrieron heridas severas que les impidieron-según narra la BBC con su diplomático lenguaje periodístico- continuar la lucha.

Si usted cree que la situación no puede ser más grave, continúe leyendo.

Uno de los más graves problemas de Africa es el fenómeno conocido como bushmeet, según el cual, las culturas descendientes de los Bantus no le dan ningún valor nutricional a la carne de los animales domesticados. Es por este motivo que las guerrillas africanas están vinculadas no sólo con movimientos políticos, sino que también se ven inmiscuidas en la trata ilegal de animales silvestres, como gorilas, chimpancés, y zebras, entre otros. Como dice el refrán de los cazadores, todo lo que corre y vuela, va pa la cazuela. Lo lamentable de la filosofía, más allá de la extinción de buena parte de la biodiversidad del continente, es que los tipos aplican la misma filosofía para los pigmeos (el fenotipo de varios grupos cazadores recolectores de África), a quienes no consideran del todo humanos. Si se refieren a los monos rojos como "carne roja", y a los monos negros como "carne negra", el nombre genérico que le dan a los pigmeos es "pequeña carne que habla", en un francés bastante civilizado, naturalmente.

Es difícil determinar qué es más triste. Por un lado, que en pleno siglo XXI haya grupos humanos que tengan que correr como lo hacen las gacelas de Animal Planet porque son cazados por grupos que dirige gente como, por ejemplo, el vicepresidente del Congo. Por otro lado, que el fenómeno sea totalmente ignorado por la prensa internacional mientras sí le dan prioridad, primera plana y todo lo imaginable a historias como las de los maniáticos alemanes que hicieron una cita erótico-caníbal, o a suicidas frustrados que por miedo a decir la verdad fingen ser autistas que tocan piano. Peor todavía, el tercer mundo, en el que la prensa copia las historias, mal copiadas, y sobre todo los proyectos editoriales. ¿Hasta cuándo será el mundo lo que nos dice la BBC (o RCN), el New York Times (o El Tiempo), Semana (o Newsweek), Playboy (o SoHo), The Newyorker (o El Malpensante)?

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

0 piedras han sido lanzadas:

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru