Oda al despecho

Estamos, evidentemente, en una época de mal de amores y despecho. Si la ciencia actual no es capaz de explicar por qué las relaciones conyugales colapsan en masa, no es porque no sea cierto sino porque aun no sabemos nada de cómo funciona el mundo.

Que la relación se acabe, es una cosa, pero que lo dejen de querer a uno, es otra muy diferente. He aquí unas frases por las que todos hemos pasado y por las que-desafortunadamente- seguro pasaremos nuevamente. Frases que parecen decir los despechados más porque quieren convencerse a sí mismos de lo que están diciendo, que al resto de la humanidad. Frases que dirán a cualquier interlocutor dispuesto a oír un rato, o a cualquier desafortunado diplomático que no sea capaz de mentir en un momento dado para escapar de la autoterapia. Frases que carecen de significado si no son pronunciadas por una persona con un nudo en el estómago, y que de alguna manera parecen transformarse en puñales. Frases que, tristemente, esconden la única realidad que uno no se atreve a pronunciar: fui feliz y estuve enamorado, y no entiendo por qué tenía que acabarse. Los invito a tomarse un minuto para escarbar en los recuerdos y contribuir en esta obra poética (y épica) que no le servirá a nadie.

Cualquier colaboración es más que bienvenida.

- A mí me tiene sin cuidado lo que haga ESA persona. Con quién salga, a quién se coma, desde que no sea YO, me hace feliz.

- ¿Que cómo estoy? Como cuando a uno le dicen que no lo quieren.

- ¿Tiene amigas para presentarme?

- Eso ya está totalmente superado.

- Juro que jamás voy a volver a hablarle.

- Nunca nadie me había hecho tanto daño, y jamás lo habría esperado de una persona tan cercana y en quien confiaba tanto.

- Está saliendo con una vieja inmunda y patética.

- Nos estamos dando un tiempo.

- Decidimos terminar por mutuo acuerdo.

- La verdad estoy agradecido con ese tipo por quitármela de encima.

- Ahora veo todo con otros ojos y entiendo cosas que no entendía en ese momento.

- Estamos en etapas diferentes de la vida.

- Él quiere salir con más viejas, entonces yo le dije que saliera con todas las que quisiera y que a los 30 nos casábamos. (al personaje le quedan 4)

- ¡Típico! Yo sí me olía que estaba saliendo con alguien, y sí me imaginaba que era con ESA.

- ¡Jamás me imaginé que fuera a terminar saliendo con ella!

- ¿Está seguro? ¿Cómo iban vestidos?

- Hablamos y era como si fuéramos extraños. Super triste.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

2 piedras han sido lanzadas:

Saudade said... 08:57  

La última es la más triste...

Anonymous said... 11:55  

Yo fui el que las cagué...

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru