Polución en Bogotá

Cada vez más los visitantes extranjeros se sorprenden por los altos niveles de polución en Bogotá. Las autoridades ambientales han desaparecido en este gobierno al punto que los parques nacionales, reservas ambientales, han sido fumigadas, por sólo citar un ejemplo de las aberraciones ecológicas de Uribe.

En Bogotá, el transporte público es una mafia. Finalmente salieron muy pocos buses, y ahora varias vías son saturadas con una sobreoferta de ejemplares tal que no les queda más remedio que ir tan despacio como pueda el motor para ver si logran subir más pasajeros. Es evidente que los únicos vehículos que cumplen con los requerimientos ambientales son los privados. Los buses y busetas sacan sus certificados en lugares, evidentemente más permisivos. Viajar en bus no sólo es una mala alternativa si usted quiere intentar preservar el medio ambiente, sino que además es una de las maneras como más puede llegar a contaminar sus pulmones, pues las turbulencias del movimiento hacen que las emisiones entren directamente por la puerta de salida (siempre abierta por si algún pasajero quiere saltar antes de que el conductor recorra las tres cuadras de rigor antes de dejarlo).

Si usted es más osado y comprometido con el medio ambiente, pensará que la bicicleta es un buen vehículo de transporte. Se equivoca también: tengo varios amigos deportistas que para mantener su estado físico empezaron a transportarse en éste medio. Al poco tiempo empezaron a presentar signos de enfermedades respiratorias, y al visitar al médico les dijeron que esa era, por esos días, una causa muy frecuente de consulta para quienes se transportaban en bicicleta y que debían evitarla.

Conclusiones, dos posibles. La primera, que el carro es una de las alternativas más sinceras de generar un cambio ambiental en Bogotá. Como siempre en las cuestiones ambientales, las modas de otras tierras no son más que soluciones inadecuadas para el tercer mundo. Las ciclo-rutas de Peñalosa aun están lejos de ser una alternativa ambiental y de transporte, y un auto bien utilizado puede ser una mucho mejor alternativa.

La segunda, y más preocupante, es que es necesario hacer algo con respecto a la mafia del transporte público. No sólo abusan de los pasajeros y demás usuarios de la infraestructura vial obstaculizando como se les viene en gana (por ejemplo, frente a la Javeriana se detienen en ocasiones hasta 15 minutos a la espera de clientes), sino que además son una vergüenza pública pues burlan todas las regulaciones ambientales.

Propongo utilizar el medio de los blogs para concertar una jornada de protesta en la que se obstaculicen las principales vías como mecanismo de protesta contra la falta de medidas y controles ambientales. En vez de hacerle propaganda a conciertos pretenciosos que cantan por la paz del mundo, debemos concentrarnos en nuestro campo de influencia y actuar acorde con nuestras capacidades. Uno de los principios fundamentales para el cambio ambiental, pensar globalmente, actuar localmente. ¿Se les facilita alguna fecha?

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

10 piedras han sido lanzadas:

legalv said... 10:02  

Interesantes sus apuntes ambientales, pero yo tengo algunos comentarios. La solución de las ciclorutas fué algo mal desarrollado a todas luces, uno de los problemas que presenta el acceso a bienes comunes como se articulan las soluciones con la sociedad. (no sé si ha leído algo de Ostrom, Nash el de la peli A beatiful mind o el típico artículo de la tragedia de los comunes).

Ellos demuestran que ni las opciones de mercado ni de estado son viables cuando de recursos de uso común se trata y por el contrario proponene mecanismos de regulación comunitaria por eso desde mi ignorante perspectiva creo que las mobilizaciones sirven siempre y cuando estén igualmente articuladas a estrategias de este tipo, y ejemplos hay en todas la latitudes, desde cultivadores de piangua en el pacífico colombiano hasta el caso del petrolero prestige pasando por el desarrollo del banco mundial de la mujer en la india.

Parce lo invito a mi blog, a mi estos temas me gustan un resto pero no los trato con frecuencia, en estos dias tengo pensado hacer un post sobre el prestige un saludo

SUPERCONTRA said... 10:50  

Puse esta respuesta a su comentario en su página:

Qué tal. Por acá aceptando la invitación. Efectivamente veo que tenemos muchos intereses en común. Juan Camilo Cárdenas fue mi profesor de Teoría de Juegos y de Economía de las Instituciones Ambientales y yo he trabajado algo en ecología humana. Claro que me parece que son temas muy interesantes, pero el tema del aire me parece que es un poco particular porque no era una preocupación para las comunidades tradicionales, y por lo tanto no hay una "institución" cultural o una forma de manejar el tema por medio de la normatividad tradicional. En todo caso creo que no pensamos tan diferente: en últimas un carro bien utilizado se fundamentaría en prácticas muy autóctonas y que están bastante arraigadas en nuestra sociedad, como por ejemplo, compartir. Si la gente entiende que es mejor compartir el carro, no ir solo todo el tiempo, es una mejora incalculable. En las universidades hay intentos (carpooling en Los Andes y la gente que se para en los parqueaderos para pedir que los lleven), me parece que les falta un poco de apoyo institucional para divulgar estas prácticas como alternativas ambientales. No conozco empresas que estimulen estas prácticas directamente, aunque por ejemplo, en el Distrito, en los días de Pico y Placa no lo dejan utilizar el parqueadero (es una medida de control muy drástica, pero podría ir acompañada de alternativas para que la gente comparta rutas si vive en lugares cercanos). En fin, por ahora lo importante me parece empezar a generar consciencia en la gente con respecto al aire: el de Bogotá es uno de los peores en el mundo gracias, en buena parte, a las mafias del transporte público. Empezar con protestas puede generar espacios para que se hagan propuestas menos estúpidas que las peñalosistas (que acaban siendo tumbar todo y hacer parques de asfalto).

la peza gorda said... 11:14  

qué le parece en el día de la raza?

legalv said... 11:19  

Hombre...estoy muy deacuerdo con sus opiniones, y para estar sintonizado con su blog le tengo la "contra-propuesta" que tal si abrimos en tol ( http://www.bachue.com/) un canal sobre el asunto?

SUPERCONTRA said... 11:29  

El día de la raza me parece bien. Un poco cerca, pero seguro que logramos hacer salir a un par de gatos a gritar en cualquier calle.

lo de abrir un canal en bachue también me parece buenísimo, pero no sé cómo se hace. Si me enseña, colaboro. Si lo hace usted, también colaboro.

jozefpronek said... 12:58  

listo - el día de la raza - ¿dónde será la protesta? - estoy completamente de acuerdo en que algún tipo de protesta, inteligentemente concertada, es necesaria

SUPERCONTRA said... 13:17  

jmmmm-buena pregunta. No había pensado en eso, pero creo que debe ser lo último, dependiendo del número de personas que se sumen (podríamos bloquear varias vías en varios puntos, ¿no?).

Alejandro Sarasti said... 21:18  

Que fácil criticar, sobretodo cuando lo que uno dice crea controversia en un entorno intelectual y tiende a desvirtuar aciertos de otros. Claro, en un tema tan álgido como el caótico transporte de Bogotá todos saldrán victoriosos con sus comentarios porque además todos tienen la fórmula única de resolver el problema.

Por lo tanto, intelectuales post-modernos que investigan las teorías de Nash etc y bla bla bla, entienden perfectamente los errores sin reconocer las virtudes (porque eses si no las entienden o para ellos son insignificantes) de un sistema de transporte como la ciclorruta. Facil estigmatizar a Peñalosa con la ciclorruta, cuando fue Mokus el que empezó con el cuento en los parques y rondas hidricas. Fue el detestado Peñalosa el que le dio carácter de medio rutinario de transporte utilizando la ciclorruta como herramienta de planeamiento urbano. Pero claro eso no sirve para nada, los 250 mil bogotanos que hoy usan la ciclorruta como medio de transporte no son argumento para ningún genio de de los que se monta en los Andes con sus amiguitos en la puerta de su universidad en su Twingo ambiental. ¿Saben ustedes cuanta gente de Soacha usa la bicicleta para entrar a la capital a trabajar? ¿Cuánto se les ha rededucido su trayecto desde la construccion de alamedas como la del Porvenir? Y la accidentalidad que se redujo considerablemente al compartir la ciclorruta con el andén. No pero frescos eso no le sirve a nadie, eso fue un error, además como nuestros genios quieren el resultado para ayer no entienden que esto es una estrategia a largo plazo, un modelo de ciudad al que no solo Peñalosa le apostó sino Mockus 2 veces!! Errores, claro que los hay, pero hay que trabajar desde lo que hay! Que mala esa mentalidad de ver algo que no le funciona en su entorno y acabar con toda una estrategia que le brinda un ahorro promedio a una familia de 1 millón de pesos anualmente, que esas 250 mil personas (cifra que esta en crecimiento) están dejando de emitir no se cuantos metros cúbicos de gases invernadero, y que su productividad es mayor porque se demoran menos que cuando tenían que coger un bus en la era pre Transmielenio.

Listo paremos el trafico de a cuatro montaditos en nuestros carros ambientales!!!

Alejandro Sarasti

SUPERCONTRA said... 00:30  

Tiene toda la razón: no hay que trivializar las iniciativas ni desconocer los aciertos. Que las usan, le creo. Que han sido útil para algunos, también le creo. En todo caso ninguno de los logros ha mejorado la situación ambiental como para que no valga la pena hacer una protesta, y en eso creo que estaría usted de acuerdo (¿o, acaso, no le preocupa la salud de quienes utilizan las ciclo-rutas?). Sin embargo, le recuerdo: las ciclorutas son una alternativa, no una obligación. Trabajar en transporte alternativo no debe ser el único flanco del Distrito, y creo que nadie puede negar que las mafias del transporte público le hacen un daño enorme a Bogotá.

¿Parar el tráfico en carrito? Sí, puede ser. Yo uso carro y no me parece mal, como usted usa bicicleta y seguramente le parece bien. Mi punto es que además de existir las bicicletas como alternativas, deben existir alternativas diferentes a las bicicletas, pero ese punto va mucho después. Por ahora lo importante es generar una consciencia social en torno a la calidad del aire que se respira en Bogotá. Si no cree usted que valga la pena llamar la atención de las autoridades, en todo su derecho está, pero no haga con nuestra iniciativa lo mismo que hicimos nosotros con la del lituano paseador: descalificarla por capricho.

Alejandro Sarasti said... 11:33  

Estamos tarde en llevar a cabo su iniciativa de parar a los buses chimenea, que bueno sería que no solo carros sino las bicicletas se pararan en la carrera 13 a frenar el trafico y no dejar pasar a ejecutivos y colectivos contaminantes. Se imagina usted mas de 100 usuarios de bicicletas parando el trafico y pidiendo mejor calidad de aire?

Alejandro Sarasti

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru