Las cuentas de Patarroyo


Por: Norbey Quevedo H.

Tomado de:

http://historicos.elespectador.com/periodismo_inv/2004/mayo/nota3.htm

Luego de inventar la vacuna sintética contra la malaria en 1988, el
científico Manuel Elkin Patarroyo ha recibido del Estado cerca de
$50.000 millones para su proyecto. Pero, acudiendo a acciones
populares, el inmunólogo busca el giro de más recursos. El
Ministerio de Protección Social refuta este mecanismo, por considerar
que se trata de auxilios, prohibidos por la ley. Otros científicos
piden que Patarroyo concurse y que se redistribuya el dinero en otras
investigaciones en salud.


Hace 15 años, por sus avances en la creación de una vacuna
sintética contra la malaria, el científico Manuel Elkin Patarroyo
fue calificado como el personaje de la década en Colombia. Era 1989 y
el inmunólogo había recibido del Estado aportes por $137 millones.
Hoy, tres lustros después, las asignaciones del Estado a sus
proyectos suman casi $50 mil millones, y está en curso una disputa
jurídica con el Gobierno por la entrega de más recursos para sus
investigaciones.

El tema no es de poca monta. Investigadores diferentes a Patarroyo
reclaman al Ejecutivo una mayor equidad en la asignación del
presupuesto. El Ministerio de Protección Social, en continuidad de
políticas trazadas desde el anterior gobierno, busca que todos los
proyectos se sometan a concurso abierto a través de Colciencias. Sin
embargo, en el caso de la fundación que preside Patarroyo, los
dineros se ordenaron a través de un fallo de acción popular que
tiene en jaque al Gobierno.

Hace dos semanas, el Ministerio de la Protección Social le otorgó
poder a un abogado para que busque anular los efectos de la
sentencia. Pero el litigio aún no se resuelve. Y sigue vigente una
sentencia del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que el pasado
22 de enero le otorgó al Gobierno un término de 48 horas para
incluir en el Banco de Programas y Proyectos de Inversión Nacional la
iniciativa de vacunas sintéticas de la fundación que orienta el
científico Patarroyo.

Los evaluadores
Mark James, PhD, subdirector del Departamento de Medicina Tropical de
la Universidad de Tulane, New Orleans; Mario Azmel, PhD, profesor de
biofísica de la Universidad John Hopkins, Baltimore, consideran que
los trabajos de Manuel Elkin Patarroyo cumplen con los parámetros y
sus resultados son buenos.

Últimos avances
Actualmente Manuel Elkin Patarroyo trabaja en tres frentes, en un
concepto nuevo de vacunas. En el Fidic tiene definida la estructura
molecular de sus vacunas sintéticas. Y en Leticia trabaja con los
monos Aotus, la especie más cercana genéticamente al hombre. En
ellos prueba la efectividad de las vacunas.

Primeros líos
El 26 de enero de 1990 la revista norteamericana Science informó que
el científico William Collins, del Centro para el Control de
Enfermedades de Atlanta, llevó a cabo investigaciones iguales a las
adelantadas por Patarroyo, con resultados totalmente diferentes y una
protección casi nula contra la malaria.

¿Y quién es él?
Manuel Elkin Patarroyo nació en Ataco, departamento del Tolima hace
57 años. Terminó su bachillerato en el colegio José Max León de
Bogotá. Se graduó como médico de la Universidad Nacional en 1971.
Estudió en las universidades de Yale, Rockefeller y Nueva York de
Estados Unidos. Hizo lo propio en el Instituto Karolinska de Suecia.
Sin embargo, no es la primera vez que, apartándose de los trámites
regulares para este tipo de iniciativas, se acude a la acción popular
para garantizarles recursos a los proyectos de Patarroyo. En octubre
de 2001, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca le dio el mismo
plazo al entonces Ministerio de Salud para inscribir el proyecto de
investigación de vacunas sintéticas del Instituto de Inmunología de
Colombia (Fidic) en el Banco de Programas y Proyectos de Inversión
Nacional.

Y entonces, como hoy, la argumentación del Gobierno sigue siendo la
misma. La Constitución ordena: “ninguna de las ramas u órganos del
poder público podrá decretar auxilios o donaciones a favor de
personas naturales o jurídicas de derecho privado”. Y “siendo la
Fidic una persona jurídica de derecho privado, se presenta una
imposibilidad jurídica respecto a la asignación de recursos a
través del presupuesto público nacional, ya que estaríamos ante un
auxilio o donación, expresamente prohibidos por la Carta Política”.

Por lo tanto, en carta dirigida al propio Manuel Elkin Patarroyo, el
pasado 24 de marzo la directora general de financiamiento del
Ministerio de Protección Social, Esperanza Giraldo, le solicitó
presentar su proyecto de inversión en la metodología prevista para
estos fines, con el propósito de que la Dirección General de Salud
Pública continúe con el proceso ante el Departamento Nacional de
Planeación. De paso, le recuerdan las prohibiciones constitucionales
y el marco legal que existe para este tipo de iniciativas privadas.

Para ampliar, haga click sobre la foto


Facsímil en donde se le advierten posibles líos legales a Patarroyo.
Facsímil en donde se pide la nulidad de la acción popular.
“Titánicos quijotes”

Y mientras se resuelve la nulidad solicitada por el Ministerio de
Protección Social, los promotores de la acción popular en favor del
científico Patarroyo, con peculiares argumentos, seguirán invocando
la protección de la salubridad pública, la moral administrativa, la
defensa del patrimonio científico y tecnológico del país y el
derecho a la prevención de desastres, de no aprobarse las
apropiaciones presupuestales que garanticen el proyecto científico de
la vacuna sintética contra la malaria que actualmente orienta el
inmunólogo.

Según Alfonso Acevedo y Alberto Delgado, gestores de los debates en
el Tribunal de Cundinamarca, las investigaciones del médico Patarroyo
se sustentan, entre otros aspectos, en que se trata de apoyar a un
científico humanista y sabio, “con una humildad inconmensurable que
no conoce límites”, que además estaba a ocho meses de concretar el
experimento de la definitiva vacuna sintética contra la malaria,
cuando ocurrieron los absurdos hechos de haber sido embargado por
deudas que correspondían al hospital San Juan de Dios y no al
científico.

Los accionantes han manifestado en su acción popular también que,
en “una escalada de insania mental increíble”, además de
privarle a Manuel Elkin Patarroyo de su laboratorio y sus insumos,
“tuvo el Ejecutivo, el Ministerio de Salud (doctora Sarita
Ordóñez), la muy sui géneris y genial idea, ¡admirable idea!, de
suprimirle de un tajo la mínima, elemental ayuda o apoyo que le
estaba dando como aporte el Gobierno”, que el noble científico
hacía estirar hasta el máximo, con loable abnegación, estricta
responsabilidad y mentalidad franciscana, en un inquebrantable y
quijotesco proyecto humanitario.

La acción popular no sólo se interpuso contra la Presidencia de la
República, sino contra el Ministerio de Salud, la oficina de
Prevención de Desastres, la Dirección Nacional de Presupuesto y
hasta la Academia Nacional de Medicina. Y según los demandantes, ante
el “raponazo” que le han hecho al médico Patarroyo y su equipo de
colaboradores, éste ha respondido “con la dimensión suprema de los
espíritus más nobles y grandes que en el mundo han sido Jesucristo y
Gandhi. Ante el agravio, menosprecio. Ante los golpes, poner la otra
mejilla”.

En su defensa, Acevedo y Delgado aluden a los hechos derivados del
cierre del hospital San Juan de Dios, ordenado por el Gobierno
Pastrana en el año 2001. Como se recordará, los equipos del
Instituto de Inmunología que orientaba Patarroyo en este centro
asistencial fueron embargados y, después de una publicitada
controversia pública, el científico colombiano decidió crear la
Fundación Instituto de Inmunología, Fidic, para persistir en sus
proyectos. Al sostenimiento de esta obra va encaminado el litigio que
mantiene con el Gobierno.


Manejo de dineros

Según el último informe de supervisión y seguimiento del convenio
celebrado entre el Ministerio de Protección Social y la Fundación
Instituto de Inmunología de Colombia (Fidic), correspondiente al
segundo semestre de 2003, el valor total del contrato ascendió a
$5.700 millones, de los cuales, los rubros más altos son: $3.500
millones que corresponden al rubro de recurso humano y $843 millones
para los gastos generales de funcionamiento. Los demás costos
corresponden a materiales de laboratorio, maquinaria y equipo,
adecuaciones e imprevistos.

En opinión del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade),
la Fidic “utilizó y manejó adecuadamente los recursos provenientes
del anticipo, excepto por observaciones presentadas en aspectos
fiscales”.

Sobre este último aspecto, Fonade, en su condición de supervisor del
proyecto, advierte que es importante que Fidic solicite algunos
documentos a sus contratistas para evitar posibles sanciones de la
DIAN, y que es necesario obtener las facturas de todas las compras
para que no sean rechazadas fiscalmente y se generen sanciones
tributarias.

En las acciones populares instauradas ante el Tribunal de
Cundinamarca, los demandantes manifiestan que el equipo de
científicos de Patarroyo (aproximadamente 160) son personas con
ideales de servicio humanitario sin límites, pero que “tienen
familias, deben comer, vestirse, tener un techo, pagar arriendos,
sostener cónyuges e hijos”, y que ha sido tan alarmante, crítica y
angustiosa su situación, que muchos han seguido el ejemplo de su
maestro, y han hipotecado sus bienes para sobrevivir y no morir de
inanición ni dejar morir a los animales de experimentación.

En la actualidad, el inmunólogo Patarroyo concentra su trabajo en el
Amazonas, donde edificó una moderna sede financiada con recursos del
Estado y contribuciones de los gobiernos de Alemania y España.

En 1988, cuando Patarroyo anunció su vacuna antimalaria, su
efectividad era de hasta 40 personas inmunizadas exitosamente de cien
que recibieron la dosis. Según el científico, su objetivo es que,
dentro de dos años, de cien personas inmunizadas, 95 queden a salvo
de la mortal enfermedad que hoy, en promedio, afecta anualmente a 3
millones de personas en el mundo.

En comunicación telefónica con El Espectador, el científico Manuel
Elkin Patarroyo señaló que no se pronunciaría sobre el tema del
manejo de recursos a través de la Fidic.

Sin recursos, es claro que esta meta no podrá cumplirse. Pero el
Gobierno estima que si bien es una prioridad fortalecer la actividad
científica en salud, para hacerlo tiene que sujetarse a la
Constitución y la ley. Por eso busca la nulidad de la acción popular
e instó al médico Patarroyo a que asuma los trámites
presupuestales. Los promotores de la acción popular argumentan que si
el Gobierno “siempre le tiende en exceso la mano al sector más
poderoso de la economía, como el financiero cuando éste ha tenido
dificultades aparentes o reales”, también puede hacerlo con la
investigación científica. ¿De quién es la razón? el Tribunal de
Cundinamarca tiene la palabra.


Tomado de:

http://historicos.elespectador.com/periodismo_inv/2004/mayo/nota3.htm

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 3 piedras han sido lanzadas Links to this post  

FAQ about Colombian independence/Preguntas frecuentes de la independencia de Colombia

1. What is the difference between the 20th of July and the 7th of August?

18 days. However, if you are in Colombia, both turn out to be dangerous neighborhoods with sophisticated folklore where the local artists get all their inspiration.

1. ¿Cuál es la diferencia entre el 20 de julio y el 7 de agosto?

Ninguna. El 20 de julio de 1810 fue un día de mercado en el que el Sabio Caldas decidió poner en marcha un plan para vengar todo el rencor que sentía por ser científico frustrado. Por eso utilizó el observatorio del planetario para planear una golpiza contra un pobre y decrépito anciano español de apellido Llorente, como casi todos los españoles, racista y testarudo, pero viejo al fin y al cabo. Como en ese entonces Santa Fe estaba llena de intrigas y de planes traidores, el que resultó exitoso fue el más populista, planeado ese viernes para utilizar las fuerzas de la chusma de la plaza de mercado. El 7 de agosto no es tan importante porque no fue en Bogotá.

2. Why didn´t Colombia just copy the U.S.A. declaration of independence?

Because we are stupid, and at the time, the U.S.A. was not a bully empire, so none of our heroes spoke very good English. Neither did our indians, key population for the local force of independence.

2. ¿Por qué no se copiaron de la declaración de independencia estadounidense?

Porque en ese momento no había fax para que la mandaran. Además era muy metafórica y hablaba de los ingleses en todos lados....como no había fotocopiadora y en todo caso tocaba escribir una, pues ¡qué más daba!

3. Who was Simon Bolivar?

He was a venezuelan native, rich, but with dark skin anyhow, who wanted political recognition for the locals and for every race.

3. ¿Quién fue Simón Bolívar?

Un tipo como Michael Jackson, que no comía niños, pero que al igual que Uribe, se creía Napoleón.

4. Who was F. de Paula Santander?

He was an almost venezuelan, who was a law student when the revolution started. He left academia and joined the army, and was crucial in the process of independence. He is considered "The Man of Laws", whatever that means.

4. ¿Quién era F. de Paula Santander?

Un revoltoso mamerto como los de la Universidad Nacional.

5. Why did Bolivar and Santander fight?

They had political differences that drew them apart.

5. ¿Por qué pelearon Bolívar y Santander?

Hicieron varios intentos de reunión, pero siempre se decidían por lugares muy calientes, y en esas ropas entraban en discusiones acaloradas fácilmente. Como Santander intentó matar a Bolívar, lo mandaron de viaje por España...porque desde hace casi 200 años, eso es lo que hacemos con los políticos corruptos.

6. Why did Colombia want to become an independent state?

Because at the time Spain wanted to fight a stupid war, and wanted to finance it with money from the South American commerce.

6. ¿Por qué le dio a Colombia por volverse independiente?

Nosotros no queríamos la independencia, solamente facilidades comerciales. Fue un loco venezolano al que le dio por armarle la guerra al imperio del momento y volverse dictador, y aunque a los colombianos nos interesaba mucho poder participar en la Eurocopa, pues no podíamos soportar tanta corronchería.

7. did Colombian intellectuals participate in all these?

They played a crucial role. Some rejected the possibility to publish in Spain, and others, like Caldas, took part in the first steps towards freedom.

7. ¿Qué dijeron los intelectuales de la época de todas las matanzas?

Al igual que los burgueses-leninistas de la actualidad, "Mierda".

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Medicina contra el mal de amores

Recientes investigaciones del grupo de estudios del grupo de endocrinología del grupo farmacéutico Shering AG, de Alemania, indican que están próximos a sacar al mercado una vacuna contra el mal de amores. El doctor Wolfgang Kabbay, director del instituto y nieto del polémico intelectual húngaro, Lazlo Kabbay, aseguró que su grupo había logrado identificar el proceso bioquímico del organismo al experimentar lo que comunmente denominamos "enamoramiento", y que habían logrado producir un compuesto químico que producía el mismo efecto aún en las personas que aseguraron estar superando una pena amorosa.

La vacuna se encuentra próxima a ser patentada, pues está en las últimas fases de experimentación en humanos. Se cree que estará disponible en el mercado a mediados del 2007, y que tendrá un costo inicial de US$15. El doctor Kabbay aseguró que las investigaciones de mercadeo previas al desarrollo de la medicina indicaron que la pena de amores era la causa más frecuente de ausencia laboral (seguida por la resaca, las licencias de maternidad, y la gripe), y que era el medicamento más necesitado por la gente en la actualidad.

A pesar de que algunos individuos han mostrado resistencia a la droga, la eficacia está por encima de los límites necesarios para ser aceptada por las organizaciones internacionales de salud. De los 300 individuo que participaron en la fase experimental, tan sólo un 10% aseguraron no haber sentido un cambio relevante, el 50% manifestaron haber superado el mal de amores, y el 40% restante, aseguraron haber sentido nuevamente la sensación de "primer amor" en los 15 días posteriores a recibir la inyección.

Los resultados, según Kabbay, deben interpretarse cuidadosamente. Además es necesario hacer pruebas detalladas sobre las contraindicaciones que pueda tener el producto, y es necesario esperar un tiempo para determinar el periodo de duración del medicamento.

Las comunidades religiosas han manifestado su preocupación por los adelantos médicos del instituto, y aseguran que "intentar modificar la voluntad divina" puede tener consecuencias desastrosas para la humanidad, y han calificado la vacuna como una herejía que cuestiona la palabra del Señor. Kabbay, junto con su equipo, han sido excomulgados, pero parecen no estar muy preocupados por el tema, pues según ellos "el beneficio para la Humanidad es incalculable, y las perspectivas comerciales del producto no podrían ser mejores."

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 1 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Juicios ante el CIADI, renegociación de contratos y nuevas inversiones

El gobierno extiende los contratos con las privatizadas

Por: Pablo Gandolfo-BASES SOCIALISTAS COLECTIVO MILITANTE


El gobierno consiguió el compromiso de algunas empresas privatizadas para retirar sus demandas ante el CIADI. A cambio ofreció renegociar y extender sus contratos y comprometió un aumento de tarifas que se concretaría una vez pasadas las elecciones de octubre.




En el acto realizado el 26 de julio en Berazategui, Cristina Fernández afirmó que el país necesita “empresarios capitalistas en serio”.

Una semana antes, el día 19, el ministro de planificación Julio De Vido había viajado a España para negociar con algunos de ellos. Luego de reunirse con ejecutivos de Telefónica, Gas Natural y Endesa (todas compañías españolas), circuló que las empresas se habían comprometido a retirar los juicios contra el estado que estas compañías sostienen ante el Centro Internacional de Arreglo de Disputas sobre Inversiones (CIADI), que depende del Banco Mundial.

Como otras tantas veces, el hecho fue envuelto por una retórica, que lo pintó de celeste y blanco. Fue el propio presidente el que lo expresó: “Hace pocas horas, nuevamente logramos que quienes habían demandado, paulatinamente vayan retirando sus demandas, porque nos mantenemos firmes para renegociar los contratos. Tienen que tener gestos con el país. Si quieren trabajar en el país, que vengan con el gesto solidario”

Los verdaderos colores de la obra eran otros. Y fue el propio ministro Julio De Vido, el que los reveló: “la renegociación de los contratos de servicios públicos con empresas extranjeras está en la recta final y es un éxito absoluto” aseguró. Agregó luego, “en total hay 61 contratos, de los cuales 31 están ya renegociados y el resto está casi completamente cerrado”.

Dicho de otro modo, el Gobierno Kirchner está renegociando los contratos con las empresas privatizadas para que continúen operando, extendiendo uno de los mecanismos, a través de los cuales los diversos imperialismos succionan las riquezas del país y relegitimando las privatizaciones, como antes lo hizo con el grueso de la deuda externa, aunque no haya cedido en todo lo que reclamaban los organismos financieros internacionales y los bonistas.

Nada menos que esa, fue la moneda de cambio que ofreció el gobierno para que Telefónica, Gas Natural y Endesa retiraran sus demandas ante el CIADI. Sumadas las 3 demandas de las empresas españolas ascendían a 4900 millones de dólares.

En estos actos, el gobierno definió con hechos y no con palabras, cuales son los “empresarios capitalistas en serio” que el país necesita.

Renegociación de contratos

La renegociación en curso de los contratos con Edenor (ya se renegociaron los de Edesur y Edelap) incluye un ajuste en las tarifas que comenzará a aplicarse en noviembre, ya pasadas las elecciones, y que representará un alza del 15 % en las facturas de los usuarios, exceptuando las casa de familia. Para el 2006 está previsto un ajuste tarifario que incluiría al conjunto de los usuarios.

También se está realizando la renegociación del contrato de Aguas Argentinas operada por la francesa Suez. La compañía, que como el conjunto del sistema capitalista, no se regula por la solidaridad que el presidente reclama sino por el principio de maximización de las ganancias, rechazó la propuesta elevada por el gobierno y reclamó “la urgencia en solucionar la economía del contrato”, la necesidad de adecuar las tarifas, acordar subsidios específicos o renegociaciones de deudas. Y amenazó con que “la situación operativa y financiera de la empresa” no permite “seguir asegurando en forma satisfactoria a sus clientes la continuidad y calidad de los servicios” debido al “proceso continuo de degradación que afecta a la concesión”. Vale aclarar que la causa que la provoca es la falta de inversión de la concesionaria desde que fue privatizada. Además circuló que se niega a retirar la demanda ante el CIADI y solicita una respuesta favorable a sus reclamos en 30 días. El gobierno tiene una oportunidad más, para demostrar que a veces posee en los hechos, la firmeza que siempre declara.



Nuevas inversiones

Al referirse a una de las nuevas inversiones que los capitales españoles van a hacer en la Argentina, el ministro, reveló la sustancia de la que esta hecho el “capitalismo nacional” que el gobierno quiere re-crear: “La inversión por 200 millones de dólares que va a realizar Abertis (empresa constructora) nos sirvió de ejemplo para impulsar proyectos de financiación para nuestro plan de obras públicas en las que son necesarias tecnología y equipo. Los españoles no vendrán a competir con nuestras empresas sino a trabajar en sociedad.” Dicho al pasar y de un modo casual la frase es reveladora del papel que pueden cumplir los “capitales nacionales” en esta etapa: con la creciente apertura de los mercados de los países dependientes al ingreso de los capitales metropolitanos, a las burguesías locales, no les toca el papel de recrear un capitalismo nacional sino el de asociarse de un modo subordinado a los capitales foráneos.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

COMO VAS A SABER LO QUE ES FUTBOL...

Por: Alejandro Dolina - Crónicas del Angel Gris

Cómo vas a saber lo que es el amor si nunca te hiciste hincha de un club.
Cómo vas a saber lo que es el dolor si jamás un zaguero te azotó la tibia y el peroné.
Cómo vas a saber lo que es el placer si nunca ganaste un clásico barrial.
Cómo vas a saber lo que es llorar si jamás perdiste un clásico sobre la hora con un penal dudoso.
Cómo vas a saber lo que es el cariño si nunca acariciaste la redonda de chanfle entrándole con el revés del pie en el cachete para dejarla jadeando bajo la red.
Cómo vas a saber lo que es la solidaridad si jamás saliste a dar la cara por un compañero golpeado sin fe desde atrás.
Cómo vas a saber lo que es la poesía si nunca tiraste una gambeta.
Cómo vas a saber lo que es la humillación si jamás te hicieron un caño.
Cómo vas a saber lo que es la amistad si nunca devolviste una pared.
Cómo vas a saber lo que es un orgasmo si jamás diste una vuelta olímpica de visitante.
Cómo vas a saber lo que es el pánico si nunca te sorprendieron mal parado en un contragolpe.
Cómo vas a saber lo que es morir un poco si jamás fuiste a buscar la pelota adentro del arco.
Cómo vas a saber lo que es la soledad si jamás te paraste bajo los tres palos a doce pasos de un fusilero dispuesto a acabar con tus esperanzas.
Cómo vas a saber lo que es el barro si nunca te tiraste a los pies de nadie para mandar la pelota sobre un lateral.
Cómo vas a saber lo que es el egoísmo si nunca hiciste una de más cuando tenías que dársela al nueve que estaba mejor ubicado.
Cómo vas a saber lo que es el arte si nunca inventaste una rabona.
Cómo vas a saber lo que es la música si jamás cantaste haciendo equilibrio sobre un para-avalancha.
Cómo vas a saber lo que es el suburbio si nunca te paraste de wing.
Cómo vas a saber lo que es la clandestinidad si nunca te tiraron un pelotazo para que te aguantes vos sólo a toda la defensa rival.
Cómo vas a saber lo que es la injusticia si nunca te sacó tarjeta roja un referee localista.
Cómo vas a saber lo que es el insomnio si jamás te pasaste un gol en la instancia definitiva
Cómo vas a saber lo que es el odio si nunca hiciste un gol en contra.
Cómo vas a saber lo que es la vida, hijo mío, si nunca, jamás, jugaste al fútbol.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

¡VivaColombia carajo....con todo y suinfierno...!

Un hombre muere y va al infierno. Allí descubre que hay un infierno para
cada país.

Va primero al infierno alemán y pregunta: Que te hacen acá? Aquí
primero te ponen en la silla eléctrica por una hora, luego te acuestan
en una cama llena de clavos por otra hora, y el resto del dia viene el
diablo alemán y te da de latigazos.

Al personaje no le gusto nada y se fue a ver en que consistían los otros
infiernos. Tanto el estadounidense como el ruso y el resto de infiernos
de distintas naciones hacían lo mismo; entonces, ve que en el infierno
colombiano hay una fila llena de gente esperando entrar.

Intrigado, pregunta al ultimo de la fila: ¿Qué es lo que hacen acá? Aquí
te ponen en una silla electrica por una hora, luego en una cama llena de
clavos por otra hora, y el resto del día viene el
diablo colombiano y te da de latigazos. Pero es exactamente igual a los
otros infiernos, ¿por qué aquí hay tanta gente queriendo entrar? Porque
nunca hay luz, la silla eléctrica no sirve,
los clavos de la cama se los robaron todos y el diablo viene, firma y se
va.

¡Viva Colombia!

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 1 piedras han sido lanzadas Links to this post  

SON VOCES DEL PASADO

(Tomado de: http://www.banrep.gov.co/blaavirtual/letra-l/liberal/cap1.htm)

Bogotá, julio 6 de 1826.

A S.E. el Libertador Presidente, General Simón Bolívar.

Mi general:

He recibido dos cartas de usted, una de 23 de abril y otra del 7 de mayo. No sé por qué habiendo llegado el correo, no haya recibido usted carta mía, pues no sólo le he escrito frecuentemente sino que le he escrito muy largo y detallado. El Perú ha dado dos pasos decisivos hacia el orden y estabilidad en declarar írritos los poderes de los diputados, que los tenían contra el tenor de la ley fundamental, y en fusilar a Berindoaga. Todos los hombres patriotas y de luces de esta capital han aplaudido ambas medidas. Es imposible que con paliativos y providencias a medias se consoliden los Estados nuevos.

Siento mucho que el señor Pando le haya llevado noticias tan exageradas. Morales estaba en Madrid por fines de marzo; en la isla de Cuba no hay tales 14.000 hombres enviados de la Península; el gobierno activa infinito la remisión de 8.000 para expedicionar contra el Estado americano que presente ventajas a la empresa; la escuadra española es fuerte, más que la nuestra actual; pero esperamos un navío y una fragata de 44, y ya está convenido el Gobierno mejicano en reunir nuestras fuerzas navales para buscar las enemigas que se hallan en estos mares, y entonces seremos más fuertes numéricamente y por la calidad de oficiales y marineros. Es falso que Méjico esté negociando la paz por sí solo; el presidente Victoria oyó con disgusto a Santamaría cuando le propuso unir sus esfuerzos a los del Gobierno colombiano para el armisticio con el de España; la Santa Alianza ha perdido mucho su fuerza con la muerte de Alejandro; la Francia protesta nuevamente su neutralidad. Lo único que hay de cierto y de nuevo en toda la relación de Pando, es la inobediencia de Páez, suceso que nos tiene afligidos, no porque temamos que tenga éxito su rebelión ni que sea capaz de reunir un gran partido, sino por el descrédito que nos resulta en el exterior, y por el entorpecimiento que ha opuesto a la brillante marcha interior que llevaba la República.

Yo he detenido la carta de usted a Páez en que le respondía a su propuesta de imitar a Napoleón, porque llegó a tiempo en que había sido llamado por el Senado para ser juzgado, y temí que dicha carta le corroborase cualquier deseo de insubordinarse. También he detenido otra carta de usted venida en este correo, porque no puede ya llegar a tiempo. Avísolo para su gobierno.

Ya usted sabrá que ni Urdaneta, ni Bermúdez, ni Guerrero han avenídose a la insurrección de Páez: que los departamentos en donde mandan dichos generales permanecen unidos al Gobierno, con excepción del Bajo Apure; y que los pueblos de Venezuela no han tomado más parte en esta infame rebelión, que la de someterse a la fuerza del mando de Páez. Hasta ahora voy logrando mi plan, que es el de reducir la insurrección al menor círculo posible y a la menor expresión. Jamás culparé al ejército ni a los pueblos de Venezuela, pues en todos sus actos he visto que no han tenido otro partido que elegir que el de ceder a la fuerza armada. Así lo declaro en el excelente manifiesto que se está trabajando para dar cuenta a la nación. Por ahora y mientras que acabo de conocer la opinión pública, y sé el partido que usted tome en estas terribles circunstancias, me he limitado a declarar nulo todo cuanto se haga por virtud de la autoridad de Páez como jefe civil y militar de Venezuela, y a manifestar que aquel departamento está oprimido por una insurrección militar. Yo soy amigo de las leyes por convencimiento, y las sostendré como ciudadano; soy militar, y debo sostenerlas en calidad de tal; soy magistrado y actualmente el primer magistrado de la República, y mi deber es morir en la demanda sosteniendo el régimen constitucional. Prefiero ser víctima de la rebelión, a que la República y el mundo liberal me tilden de traidor. En mi opinión, cediendo yo a la insurrección de Páez o disimulándola, sería tan delincuente como Torretagle y Berindoaga. Napoleón aturdió al mundo con sus hazañas militares y el mundo lo llama usurpador y tirano; y todo hombre liberal al recordar estos títulos, olvida las glorias militares de aquel gran capitán y hombre de Estado. Si no temiera envolver a Venezuela y Nueva Granada en una guerra de localidades, que sería tan funesta al país como la de Cartago y Roma, ya estaría reuniendo un ejército para hacerlo marchar contra Páez; pero amo mucho a los colombianos, amo infinito a este país, y temo que vayan a perderse los esfuerzos de dieciséis años dirigidos a buscar la paz bajo un régimen legal e independiente de España. Por eso me voy conduciendo con prudencia y circunspección, esperando a que la fuerza moral sea la que reprima la insurrección, y a que tome un partido capaz de asegurar la integridad de la República, el imperio de la constitución y la paz más cordial entre todos los pueblos de Colombia. Remito a usted una copia de la carta confidencial que le he escrito a Páez. Este paso me pareció preciso para tranquilizar mi corazón, y robustecer mis medidas, haciéndolas no sólo justas sino populares.

En el oficio de Páez a usted, escrito por el animoso Peña, me han llenado de groseros e inmerecidos insultos. Usted sabe cuál ha sido mi conducta con Páez, con Venezuela y con toda la República; sabe a cuáles disposiciones del Congreso he recurrido, y a cuáles me he opuesto; sabe mi repugnancia a que se acusase al general Páez, y los pasos que di para impedirlo, y sabe, en fin, que mi carácter es franco y sincero. Yo espero que usted me haga la debida justicia, si le responde, y si no, en cualquier acto público, pues mi honor como magistrado puede padecer por estas indignas venganzas del doctor Peña. Usted es justo, y hace justicia sin consideraciones humanas. Esta confianza me anima y consuela en el presente caso.

La idea de una federación entre Buenos Aires, Chile y Bolivia es muy bella; pero como Buenos Aires y Chile son tan poco amigos de Colombia, sería una potencia que siempre nos estaría amenazando. La federación entre Colombia, Perú y Bolivia que parece un poco impracticable y si lográsemos que la antigua Venezuela permaneciese unida a Nueva Granada, se podría pretender una federación entre Colombia, Guatemala y Perú, y ojalá que siquiera venga a quedar Venezuela federada con Nueva Granada y Perú, sin haber pasado por una guerra interna. Creo que un imperio del Potosí al Orinoco sería muy fuerte y poderoso, y que nos reconciliaría con la Europa, aunque fuese un germen sempiterno de guerras entre monarquistas y demócratas. Voy a hablar a usted con mi corazón en las manos y con toda la franqueza y sinceridad de mi carácter y de la generosa amistad de usted.

¿Quién es el emperador o rey en este nuevo imperio? ¿Un príncipe extranjero? No lo quiero, porque yo he sido patriota y he servido dieciséis años continuos por el establecimiento de un régimen legal bajo las formas republicanas. En mi posición, y después de que he logrado una mediana reputación, sería la mayor iniquidad traicionar mis principios, y faltar a mis protestas. ¿El emperador es usted? Obedezco gustoso y jamás seré conspirador, porque usted es digno de mandarnos, porque nos gobernará según las leyes, porque respetará la opinión sana del pueblo, porque es justo, desinteresado, filantrópico, etc., etc., etc. Y después de su muerte, ¿quién es el sucesor? ¿Páez? ¿Montilla? ¿Padilla? A ninguno quiero de jefe supremo vitalicio y coronado. No seré más colombiano y toda mi fortuna la sacrificaré, antes que vivir bajo tal régimen. Para el imperio en manos de usted, no daré jamás mi voto, aun cuando fuera usted capaz de querer ser emperador, porque no estoy dispuesto a sacrificar mis principios; pero por adhesión a usted, por el amor y gratitud que le debo, y por todo lo demás que he manifestado antes, sería su más fiel súbdito y su más fiel servidor.

Yo no imagino que usted sea capaz de entrar en tal plan, porque sería tener muy mezquina idea de toda la grandeza e inmensidad de su gloria y reputación. Por otra parte, usted me ha dicho cien veces que morirá republicano y que se irá de América antes que abrazar semejante partido, y yo lo creo firmemente porque ninguno mejor ni más que usted puede pesar toda la pérdida que va a hacer en tal caso en la opinión del mundo, y a todo lo que expone su inmarcesible gloria y su inmaculada reputación. Sí, mi general, sea usted siempre republicano, el mismo Bolívar que nos ha dado patria, y usted vivirá eternamente en la posteridad y en los corazones libres, elevado sobre cuantos verdaderos héroes reconoce la historia y admira el mundo.

Perdone usted, mi amado general, si he proferido alguna expresión que desdiga del bien acreditado concepto de usted, y del respeto que le debo. Mi amor a la libertad me ha guiado, y mi amor hacia usted me ha forzado a expresarme con tanta libertad. Todos los buenos patriotas, que no son pocos, tienen fijas sus miradas en usted como en un nuevo Libertador, que nos ha de rescatar del poder de los principios monárquicos.

Me parece que usted debe contar a todo trance con Urdaneta, Bermúdez, Carreño, Padilla y todos los pardocratas para oponerse a los planes monárquicos de Páez y Carabaño. Páez se imagina ser el príncipe reinante en Venezuela y por eso está tan embullado. Montilla no reconoce semejante reyezuelo. Quizá han pensado en ganarme ofreciéndome el principado de Cundinamarca; pero yo vivo más contento de ciudadano en un régimen en donde nada hay vitalicio y las leyes tienen vigor por su propia fuerza.

Deseo mucho, mucho hablar con usted antes que vaya a Venezuela. Importa, pues conociendo el país colombiano y a muchos hombres, puedo darles informes oculares y cuantas noticias usted quiera. La escuadra española, compuesta de un navío de 74, dos fragatas de 50 y dos de 44 y una goleta, ha estado el 9 frente a Santa Mafia, y el 14 frente a Cartagena. Esto no es cosa de cuidado.

Soy de usted, mi general, su más agradecido servidor y fiel amigo,
F. de P. Santander

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

YO, NERO

Yo sé que usté no me lo cree, pero Dios creo al hombre de puro y físico desparche. De puro desocupado. Imagínese uno en esa falta de plan, después de haberse inventado cuanta vaina. ¡No señor! Dios se echó a pensar, y como para matar el tiempo hizo al hombre y se puso a ver qué pasaba, como quien se tira en un sofá a ver televisión. Claro, me imagino que usté está pensando que éste ñero qué va a tener televisión, ¿no? Pues claro que tengo, y me encanta. Yo los domingos, no trabajo. No porque sea el día de Dios, sino porque es el día que tiene la mejor programación. A mi me fascina pegarme un cacho y fumármelo mientras veo los dibujitos animados. Es que eso si es pura realidad, no como las sandeces esas que pasan entre semana. Por eso es que este país está como está. Si en vez de pasar tanta pelotada pasaran cosas buenas, como las de los domingos por la mañana. Yo sí me pego la madrugada cada ocho días, sagrada. Pero lo peor de todo es que yo sé que usted no está pensando en la programación del domingo ni la de entre semana. Usté se quedó pensando en la marihuana. Claro, porque como tengo estas ropas, entonces no puedo decir nada relacionado con las drogas porque la gente se escandaliza, ¿cierto? Pero si fuera una persona con una pinta rara y con carro caro entonces sería sofisticado. Y ni siquiera es porque los ricos fumen a escondidas, porque en este país ya nada se hace a escondidas. Ya ni se usa la doble moral, sino que todo el mundo hace las cosas de frente. Y la gente fuma, y nadie dice nada. Toda la ciudad fuma: los ricos, y los pobres. La única diferencia es que los ricos fuman de la mala, pero que fuman, fuman. La ciudad fuma, y como entre semana no pasan dibujitos, pues por eso es que se quema. Por eso es que yo no veo novelas. Yo, entre semana, me quedo en esta esquina cantando. No sé cantar, pero prefiero eso que ver telenovelas. Casi cualquier cosa es mejor que ver telenovelas. Sería peor ser presidente, tener bigote y ver telenovelas. Peor, ser todo eso, y además vivir como en una telenovela. Y bueno, siempre las cosas pueden ser peor, pero la idea no es rayar en los límites de lo absurdo, ¿cierto? Mejor sigamos con las cosas que valen la pena, como los dibujitos. Es que esos dibujitos son increíbles porque muestran el mundo como es. Todo el mundo es la misma mierda, con la única diferencia de que se visten diferente. Acá, bueno, yo me visto así pero porque vivo en la calle, pero la gente si se viste de una manera muy particular. En esta ciudad, por ejemplo, la gente usa mucho el azul Mire, hasta yo uso azul y soy de la calle. Es que la calle es como una pasarela, pero elegante. Porque esas pasarelas que pasan por televisión entre semana si son pésimas, ¿sabe por qué? Porque hacen muy poquitos ejemplares de cada cosa y entonces la gente no puede usar las cosas que ve. Por eso es que los dibujitos son buenos, porque muestran cómo se viste la gente en otros lugares del mundo. Bueno, no solo por eso, ¿no? También tienen otras cosas buenas, y pues claro, comparado con las telenovelas, muchísimas. Pero esa sí es una de las más importantes. Porque uno siempre tiene que estar bien vestido para la ocasión. Yo no tengo ocasiones, entonces siempre me visto igual. Menos cuando es domingo, claro, para ver los dibujitos. Esos días me visto a lo italiano, pero de puro fantoche: Me pongo la corbata y me la pongo por fuera del saco, ¿sabe por qué? Ah, pues se nota entonces que no ha ido a Italia. O si fue, no la entendió. En cambio acá uno encuentra todo. Absolutamente todos los países están acá, en la calle. Por ejemplo, una de las paredes donde veo televisión es una réplica idéntica del muro de los lamentos. ¿Si lo conoce? Ah, tampoco, pero bueno, queda en Israel. Mejor dicho, queda en Israel, y al lado de mi televisión. Ni le digo dónde queda porque después va y se toma fotos para decirle a sus amigos que se fue de viaje, ¿no? Claro, yo lo conozco. Se toma la foto y anda con la corbata por fuera, y dice que viajó por el mundo. Pero no, no señor. Si quiere aprender del mundo lo que tiene que hacer es sentarse los domingos a ver dibujitos. Porque los dibujitos son como la calle: tienen todo. Pero usté no era eso lo que me quería preguntar, ¿cierto? Usté para qué va a necesitar el secreto de la vida. Usté lo que necesita es que le responda, ¿qué? ¿cuántas personas comen de la misma olla que yo como? Pues eso sí es difícil de responder, ¿cierto? En primer lugar, porque yo no como. Y si como, no es en olla. Pero claro, como todos estamos en la olla, pues ¿qué más da? Mejor dicho, usted y yo comemos en la misma olla, ¿no le parece? Claro que es una olla rara, porque usté si come y yo no. Claro que me imagino que usté anda sufriendo porque está como gordito, ¿no? Le gustaría ser así flaco, como yo. Seguro. Pero así es la vida, ¿no le digo? Como los dibujitos animados: para que el de arriba se divierta un rato. Lo que pasa es que el hombre vive en domingo, entonces por eso nosotros no podemos descansar de la vida. Claro que sí hay cambios de programación, por supuesto. Dios los cambia como con un control remoto. Yo, por ejemplo, nací un día que Dios había fumado. Porque eso sí, usté sabía que Dios se invento la hierba mucho antes de inventarse al Hombre, ¿cierto? Ah, pues entonces le cuento: a Dios le gusta pegarse sus fumadas por ahí. Tampoco es que sea un rastafari, pues, pero el hombre si de vez en cuando se echa sus canitas al aire para relajarse. Eso me estaba preguntanto hace un rato, ¿no? ¿Que cuándo nací? Pues nací un día que Diós Había fumado. Y de la buena. ¿Expectativa de vida? No, señor. Yo ya no espero nada. Es mejor así porque entonces a uno le llega lo que no ha pedido y queda encartado. Yo tuve un par de amigos que les pasó eso con la novia y quedaron jodidos. De pronto ellos también dicen lo mismo de mí, claro, Que estoy jodido. Pero es que como usted decía hace un rato, todos estamos en la olla, entonces no hay diferencia. Entonces lo que toca es no esperar nada y así le llega todo lo que espera, ¿cierto? Claro que hay personas que quieren que les pasen cosas malas, y esas personas tendrían una ventaja, pero si uno se pone a ver, serían tan exitosas que no lo disfrutarían porque lo que quieren es sufrir. A veces hasta morirse. Claro que eso sí muy pocos, pero los hay. Hablando de eso, yo no sé si me quiero morir o no, pero sí sé de qué me quiero morir en caso de que pase. Me gustaría morir de un colapso estético. Exacto, así se escribe. Y sobre la expectativa de la vida, es muy simple. La vida es una broma, con un alto componente de ironía, porque es de un Dios con un sentido muy sofisticado de sarcasmo. Es como un chiste que nos están haciendo. Por eso hay que tomársela deportivamente. Y si uno no se ríe, pues no sé. Igual que cuando alguien no se ríe de un chiste en una fiesta, supongo. Que no entendió el chiste. Así hay gente que no entiende la vida y anda por ahí. Que no entiende nada. Y esa gente se la pasa con sus cuadernitos, y sus números, pero no entienden nada. Claro, tratan. Pero es que ¿cómo diablos va a entender uno un la vida con un papelito? Eso no se puede. Es como los que no entienden el chiste, es porque no tienen sentido del humor. Claro que a la gente que no entiende la vida lo que le falta no es sentido del humor. No porque sí tengan, claro, sino porque les hace falta algo más básico, ¿me explico? ¿Familia? Pues eso, como todo, es relativo. Porque de esa le va llegando a uno y se va alejando. Y pues yo tenía familia. Y qué Familia. Pero también le llega a uno familia. A veces le llega a gente que ni quiere, pero bueno, les llega. Y a veces uno llega a familias. Claro, ninguna como la de pequeño. Es como los amigos, que se vuelven familia. Y ya después uno no habla con ellos porque son como hermanos y lo que a uno le da es hasta mamera. Yo por ejemplo, tengo amigos con los que no hablo hace como...uy...más de treinta años. ¡Cómo pasa el tiempo! Claro, es que además a uno se le pasa el tiempo rápido cuando uno está pasando bueno, ¿no? Y en medio de todo se pasa bueno. Pues, hay cosas como pesadas, pero en ultimas uno pasa bueno. Uno, y los demás. A veces uno pasa bueno junto, y eso es lo más bacano. Ahí es donde viene la familia. Claro que hay gente que uno quiere de antes, y sin verla. Pero si me pregunta, pues mi familia es un tipo que le dicen Piro, y no Piró como dice la gente. O pues sí, así, pero pues a él solo le dicen Piró. En cambio hay otros que se dicen piró todo el tiempo, pero les dicen de otra manera. Piró, es Piró. Aunque yo le digo Piro. Pues sí, él sería como mi familia. Pero no como mi papá, ni como mi hijo. Ni como mi hermano, porque ese man es muy ordinario. Y no es que yo sea refinado. Claro que mi mamá me decía que yo tenía sangre azul, pero como eso ya a nadie le importa. Ahora desde que no tenga SIDA, todo pasa. Entonces, ahora mi sangre azul la comparto con Piro. Que también puede tener sangre azul, uno nunca sabe. Pero pues seguro, seguro es un azul diferente. Yo creo que es por eso que somos tan amigos. Tampoco maricas, le aclaro. No es que yo tenga algo en contra, sino que yo no soy y punto. Y Piro, claro, como usted y como yo, está en la olla. Entonces también sería de nuestra gran familia, ¿no? ¿Religión? Complicado. Complicado por lo que le estaba diciendo. Si Dios está divirtiéndose de nosotros, de puro desparche, entonces tiene que haber un Dios de Dios. Como cuando uno está viendo televisión y de pronto en la mejor parte de la película pasan comerciales, o como cuando uno ve un partido de fútbol y cree que afectó en resultado. Ahí uno siempre cree que hay como alguien, como un Dios de la televisión, mamando gallo. O por lo menos uno le protesta a un número plural de personas, como si fuera un complot. Pero siempre hay algún tipo de elemento sobrenatural ahí. De esa misma manera tendría que haber un Dios para Dios. O un complot. O algo así. De pronto hay muchos Dioses. De pronto hay hasta un colegio para Dioses y por eso hay unos mejores que otros. A nosotros nos tocó uno buena onda, por ejemplo. Claro, porque es un Dios bacaneado. Como que el man puso unos muy buenos momentos para uno. Como unas buenas lagunas, unas buenas nenas, y buena comida. Debe haber unos que son más estresados, y seguro hay unos hasta paranoicos. Menos mal a mi no me tocó uno de esos porque ahí sí me habría jodido. Es que a mí eso de la paranoia no me gusta. ¿Si ve? Entonces mi religión sería, como Relajado, o la No Paranoia. Y si no hay eso, pues ponga lo que quiera. Igual pues la que gane, ¿qué le pasa? Si a mi me dicen que ganó otra pues no puedo ya dejar de pensar lo que le acabo de decir, entonces deberían no preguntar eso. ¿Trabajo? Ah, no, pues eso sí tendría que poner que soy como ministro de mi religión, o algo así. ¿Salario? No, pues figúrese. A diario. Sí, me lo da la gente. Algunos porque con también de mi religión. Otros sí no, entonces a esos toca robarlos. Claro, con respeto, porque esto es Democracia y todo el mundo tiene derecho a tener su propio Dios, pero eso sí, a ellos ¿quién los manda a tener un Dios avaro y estresado? ¿Sí ve? Todo es un problema religioso. Por eso es que estamos como estamos. Porque todo el mundo anda preocupado por esas cosas. ¿Usté cuándo ha visto un dibujito animado preocupado por esas cosas? Cuando se mueren Así deberíamos hacer nosotros. Pero claro, como nos empeñamos en hacer las cosas diferentes, y como no son, pues entonces para eso hay hasta leyes. Usté, sinceramente, ¿cree que a mí una ley me va a cambiar eso? Ni a mi, ni a nadie. A menos que haya Dioses, por ahí, que sean medio lentos y los otros les quiten creyentes. Y seguro que hay otros más aviones. De pronto hasta uno puede estar equivocado y creer en un Dios que no le toca. Eso sí fijo que me pasaría a mí. Creer en un Dios que le toque a otro y vivir todo el tiempo seguro y pensando que estoy en lo correcto. Pero bueno, eso sí nunca se sabe, entonces, pues por eso no me preocupo. Y sigo así porque pues, ¿qué más hago? Entonces puede poner eso, que soy ministro porque no tengo alternativa. ¿Servicios? Pues agua y luz según disponibilidad de la zona. Y además tengo el corazón latiendo. Por ninguna me llega recibo, pero no sé si es que no tengan bien anotado mi domicilio. Espero que no me llegue una cuenta grandísima por los latidos, porque con esa manera de latir el mío, me llegaría carísima. Especialmente si tienen intereses retroactivos de cuando era chiquito, que ahí sí vivía cagadito del susto. Yo era de los que me orinaba en el camino al colegio. En el bus, claro. Pero porque me asustaban. Y por las noches en la cama, pero no era dormido, sino que me despertaba y me daba miedo ir hasta el baño. Por la luz y el agua si no me da miedo que me lleguen cuentas, porque se nota que tienen mucha. Eso la ponen cuando uno ni la ha pedido, luego debe ser porque les sobra y se la tienen que gastar. De pronto si no se la gastan toda les recortan para el mes siguiente, entonces por eso despilfarran. Como todo lo que uno tiene en exceso, ¿no? Y pues por esas cosas uno nunca cobra, porque le importan un culo todas. ¿Listo? Muchas gracias. ¿Que cómo me llamo? Pues a mí me dicen Ñero, pero entre amigos prefiero que me digan Nero. Mucho gusto y hasta la próxima.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 1 piedras han sido lanzadas Links to this post  

GUÍA DE ACTIVIDADES PARA PROPIETARIOS DE CARROS EN LOS PATIOS

Actividades para un Sábado festivo en Bogotá

No es bueno ser enfermizo en época de lluvias en Bogotá. La variabilidad del clima baja las defensas y uno acaba haciendo planes que no involucren alcohol, en zonas despobladas donde uno no está bajo el amparo de los más selectos criminales bajo el sueldo de, “cualquier monedita que el patrón me quiera dar, está bien”. Yo, como cualquier otro agripado bogotano, además de flemas, había dispuesto la noche de manera tal que no se frecuentara lugar alguno en el que los vicios saturaran el ambiente. Frente a la casa de la novia de Tomás dejé mi auto, no sin antes tener una muy clara y satisfactoria respuesta a mi pregunta, ¿acá no le pasa nada al carro, cierto? Minutos después, tras estar completamente cómodo en un sofá, entre una cobija y lidiando con mi gripa, suena el timbre. Como no esperábamos a nadie, el sonido irrumpió en el apartamento con sorpresa. El mismo celador que había interrumpido su conversación telefónica a mi llegada (más no la comunicación, ya que sencillamente había dejado el auricular sobre la mesa mientras abría la puerta), me informaba de manera diligente que una grúa se había llevado mi carro.

- Serían los ladrones, porque el carro estaba bien parqueado.
- No señor, la grúa. Vino la policía y todo.
- Y, ¿a usté no se le ocurrió avisar antes?- repuso Paloma con la gentileza que caracteriza en éstas situaciones a las mujeres payanesas.
- Pues la verdad es que yo me di cuenta tarde, señorita.- se defendió el señor vigilante haciendo evidente toda su culpa en los varios pliegues de origami que le hacía a su sombrerito.

Abajo, los mismos jóvenes que habíamos saludado antes de entrar al edificio, amablemente confirmaron la historia. Una grúa, de esas de la policía, se había llevado el carro en el que llegamos. El mismo del que ellos me habían visto bajar haciendo la pregunta, ¿acá no le pasa nada al carro, cierto? En esos momentos es inevitable sentir todo el implacable peso de la Justicia. No la justicia colombiana, naturalmente, pusilánime y corrupta, sino de la Justicia de la vida, cuya mayor pena era sin duda alguna someterme a las torturas del aparato judicial colombiano.

- Mire joven,- decía un recién conocido con acento paisa- eso le toca que pelear. Yo, hace como seis meses hice que me quitaran un comparendo igualitico, acá. También se me llevaron el carro a los patios, y me tocó tomar fotos y todo para demostrar que aquí era permitido Mi interlocutor claramente había malinterpretado mi pregunta. El “¿ahora qué me toca hacer?”, que yo acababa de pronunciar no tenía intenciones de sentar un precedente sobre las equivocaciones del Estado colombiano. En esas se acerca el celador del edificio vecino y de la manera más inocente interviene:
- Yo sí vi que se lo estaban llevando.
- Y, ¿por qué no dijo nada, compadre?
- Ah, no, pues eso sí. Como yo estoy aquí, y el celador de ustedes está allá-respondió en un tono que sugería la pregunta. Ante un argumento tan contundente, no tiene uno más remedio que exhalar y recapitular muy detalladamente todos los eventos pasados en los que uno pudo haber vulnerado a alguien para entender, así sea de manera teológica, la razón por la que le pasa a uno eso. Minutos después me informaba una funcionaria pública por celular, que empezaba a dar muestras de agonía, que mi transporte se dirigía a la cárcel del automóvil. Maldije, entonces, la decisión de haber salido en ese medio de transporte y no en un equinopropulsado, ya que parecen estar exentos de cumplir con las normas ciudadanas.

- ¿A qué Patio es que me dicen que llevan mi carro?
- Al de Álamos, señor.
- Ah, ya. Y, ¿no había uno que quedara más lejos?
- Señor, a ese se llevan todos los vehículos particulares.
- Disculpe, señorita.
- ¿Dígame, señor?
- ¿Ustedes le hacen exámenes de alcoholemia a sus agentes de policía?
- No señor- respondió ella, no sin dejar salir una pizca de indignación.

En apenas unos minutos mi inventario de vehículos a los que no aplican las normas de tránsito había incrementado en un 100%. A pesar de que la estrategia ganadora parecía ser la de optar por alguna de estas categorías de transporte, me resultaba difícil pensar en la cara de una mujer a quien buscan en carruaje o en grúa para ir a cine. Definitivamente se corría el riesgo de no optar por una solución evolutivamente eficiente, pero de alguna manera impediría que nuevamente me encontrara en una situación similar. Lo que sí podía asegurar a ciencia cierta era que esa no era una preocupación acorde con lo que la situación demandaba. Minutos más tarde me encontré ante un ser que me proponía un trato casi tan tentador como las sospechas que despertaba su oscura personalidad: si él firmaba el inventario que me habían de entregar en los patios, yo no tendría que hacer ninguna de las molestas filas de madrugada en los próximos dos días, y él me entregaría mi auto en horario de oficina el lunes siguiente.

- No, hermano, lo que pasa es que la tarjeta de propiedad está entre el carro, y no me dejan entrar.
- ¡Uy! Hermano, ahí sí grave. Lo que tiene es que pasarle un billetico ahí al guarda, para la gaseosita y un pancito, y el man lo deja entrar.

Y en ese momento pensé en la historia de las ratas que son iguales, salvo por que unas poseen un cromosoma más que las otras, y las que tienen el cromosoma extra saben nadar mientras que las otras se ahogan en el agua. Tomás respondió con su característico movimiento de cabeza mirando al piso a mi pregunta de si sería capaz de sobornar al tipo de la entrada. La pregunta que debí hacer, realmente, era si le gustaría ser capaz de sobornar al tipo de la entrada. Yo, al igual que las pobres ratas desprovistas del gen que les garantizaba la supervivencia acuática, hice tres recorridos directos hacia la puerta con la idea en mente sin ser capaz de sacar de mi ajuar de comportamientos más que una estúpida sonrisa que parecía reafirmar la decisión del celador.

- Mire, señor, las únicas personas que pueden autorizar la entrada aquí están reunidas allá en esa oficina. Si gusta esperar hasta que acabe la reunión, puede hablar con ellos a ver si le dan el permiso. Yo, la verdad, es que no puedo hacer nada.

Lo realmente asombroso era la diferencia de competencias entre el celador que me separaba de mi auto, y su colega encargado horas antes de separar agentes de tránsito y demás personajes peligrosos de mi carro. La oficina no ofrecía mayor panorama que una luz intensa brotando por la única ventana. Ni sombras, ni voces, ni personas. Solo una ventana iluminada.

- ¿El señor está acá por abandono de vehículo?- preguntó una de las muchas personas que se acercan a hablar con uno en una noche de estas.

- No, por mal parqueo.
- Por eso, es lo mismo. Es que así se llama oficialmente.
- ¿Eso significa que, si yo dejo el carro mal parqueado, pero con el radio prendido, los agentes consideran que no está oficialmente abandonado y no se lo llevan?
- ¡Ay, no, claro que no!

Debí imaginarlo: Las confusiones nunca nos beneficiosas para el ciudadano. Los policías se pueden llevar mi carro porque está junto a un prohibido parquear dibujado a mano en una puerta del garaje de mi amiga, pero no pueden confundir un carro abandonado con uno en stand by. Llegué a mi casa, varias horas más tarde y un poco más enfermo, con las mismas llaves que había dejado una semana antes al ir a recoger el carro en un centro comercial. Sin llaves, no anda el carro. Sin carro, no hay razón de ser para las llaves. La culpa de todo aún está en disputa: A. en un lugar privilegiado, el cancerbero que no consideró oportuno informarme del inconveniente hasta tanto no hubo despachado la grúa hacia los patios. Inclusive, es probable que dada su naturaleza haya colaborado en el aparatoso proceso de subir el coche a la plataforma. Su culpa sería, naturalmente, haber accedido a cuidar el carro sin saber identificar plenamente los elementos peligrosos para éste. B. Cristóbal Colón y Gonzalo Jiménez de Quesada. C. Yo, por disponer de vehículos a los que se aplican las normas de tránsito. D. Dumpa, ya que fue suya la idea de empujar por las escaleras al viejito, acto que sin duda alguna es causa directa del certero dictamen de la justicia de la vida.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Las memorables aventuras de Ciniquín, pingüín

Por: Jefe O’Hara
(Cortesía de haraojefe.blogspot.com)

El equipo de Jefe O’Hara está perplejo por la reciente
polémica que se generó entre México y Estados Unidos
por la edición de unas estampillas conmemorativas del
ídolo secuencial de grandes y chicos: Memín, pingüín.
Aunque extrañamente no se discutió el aporte
indiscutible que la señora Yolanda Vargas Dulché, Dios
la tenga en su gloria, le hizo a la lengua castellana
inventando una palabra que, en una misma sílaba,
cuenta con diéresis y tilde, la trifulca de
declaraciones bien vale unas líneas en este espacio.

El problema empezó a principios de mes cuando algunos
líderes afroamericanos se despacharon en contra de la
Oficina de Correos Mexicana por la edición de estos
sellos postales que hacen parte de una colección
dedicada a los personajes más importantes del cómic
manito. Según ellos, se trata de un homenaje a una
figura racista que exalta la discriminación. La cosa
se puso un poco más complicada cuando el senado gringo
se sumó a la protesta y empezó un ir y venir de
declaraciones a favor o en contra del asunto, que
terminó convirtiendo la discusión en un tema de
respeto a las costumbres y a las tradiciones
culturales de México. Básicamente, se trata de una
avalancha de argumentos del estilo de “estos gringos
metiches no saben de lo que están hablando porque
ellos no entienden de qué se trata ese personaje” y
ese tipo de cosas. Con los nacionalismos exacerbados,
fundamentales en la creación de cualquier cortina de
humo decente, la discusión se volvió absolutamente
desproporcionada y lo único que logró fue que las
dichosas estampillas se vendieran como pan caliente.
Gracias a la posición privilegiada que Jefe O’Hara
puede tener de la polémica, ya que sus integrantes no
somos mexicanos pero sí leímos hasta la saciedad los
cómics de Memín, es hora de dar una opinión.

Sin más rodeos, pongamos las cosas claras: Memín es
absoluta y evidentemente discriminatorio. Afirmar lo
contrario es como defender las cualidades artísticas
de Chayanne o querer negar las tendencias sexuales de
Ricky Martin. El adorable personajillo de los cómics
mexicanos es totalmente simiesco y no se parece a
ningún otro ser humano de la serie, exceptuando su
familia. Aunque en principio se pueda tratar de un
problema que le atañe a los cultores de lo
políticamente correcto, lo cierto es que la visión que
propone Vargas Dulché, la Corín Tellado de las
viñetas, es 100% caricaturesca y esteriotipada. No hay
que tener la colección completa de las revistas para
darse cuenta de que el personaje no es negro, sino que
es un “negrito”, cuya condición le da una especie de
licencia para ser irreverente, que mezcla la bondad
con la pereza con una pizca de picardía. Claro que
vale la pena hacer énfasis en el hecho de que, como la
mayoría historietas populares (o mejor, populacheras)
mexicanas, Memín es una adaptación melodramática de
los personajes más representativos del cómic gringo.
Kalimán es una versión moralista de Mandrake en la que
cambian a Lotario por Solín, Arandú parece escrito por
Edgardo Arroz Burócrata y el resto de aventureros
exóticos son exponentes directos de la tradición de
los pulps. Por su parte, el niñito en cuestión le debe
su actitud y su caracterización gráfica a referentes
como Ivory, compañero de Spirit creado por Will
Eisner, y, en general, a los elementos típicos de la
forma como las tiras cómicas, las películas y los
comic-books de los treinta y los cuarenta mostraban a
los negros. En JOH, nuestra sensación es que cuando la
historieta manita hereda los mecanismos del cómic
norteamericano también importa sus estereotipos, con
todos los problemas que, durante las décadas
venideras, les surgirían. Sin embargo, es evidente que
los autores mexicanos configuraron sus creaciones
pensando en el público al que estaban dirigidos y,
sobre todo, en el “proyecto de formación moral para
las masas iletradas” que articula la bonanza de este
tipo de cómics. Por más de que el carácter racista de
Memín es innegable, su contexto es radicalmente
distinto a la historia cultural de los referentes
gringos que ayudaron a generarlo. El color de piel y
el planteamiento gráfico del personaje son en realidad
maneras de hacer evidente al público un ingrediente
básico del melodrama hispanoamericano: la pobreza. De
ella se desprende la lástima, el falso altruismo
católico, la empatía y la firme conciencia de que en
el mundo siempre habrá alguien más jodido que uno.
Entonces, la ecuación funciona inversamente a como la
ven los críticos norteamericanos. Para ellos se trata
de que Memín es un llevado del putas por ser negro,
pero la serie plantea que el personaje es un “negrito”
para hacer énfasis en el hecho de que es pobre. Mejor
dicho, resumiendo las palabras de Vincent Vega, es la
misma mierda pero distinta.

Pero lo que realmente nos indigna en JOH es el tema de
la doble moral. Las voces norteamericanas se dedican a
rasgarse las vestiduras por la existencia del recuerdo
de un personaje que ellos califican según sus
estándares. Pero el problema es que nadie da una
respuesta igualmente enérgica frente a la imagen
selvática de Bogotá en “Sr. y Sra. Smith”, o sobre los
estereotipos de los que, actualmente, abusa una serie
como “24”. Vargas Dulché y todo el entorno creativo
que rodeó sus creaciones pertenecen al pasado y no
tienen mayor credibilidad en este momento porque
responden a un modelo moralista cada vez más
desactualizado. Frente personajes como Memín se puede
establecer fácilmente una distancia que resalta su
carácter pacato y vetusto. En JOH pensamos que en
general los lectores de hoy en día no nos reímos con
este cómic sino que nos reímos de él. Sin embargo, la
estrategia de ventas de Shakira, la exaltación del
exotismo prosti-turístico, los estereotipos de los
malos terroristas o los idiotas latinos de la
película, son ejemplos que no gozan de esta reacción
en el público. Ahora resulta que el peor pecado del
mundo es no borrar de la faz de la memoria cualquier
cosa que no se ciña a las reglas norteamericanas de lo
políticamente correcto, pero está bien cagarse sin
misericordia en el que sea para usarlo como un
mecanismo ramplón para vender una película o para
hacerle un tributo al miedo. Mejor dicho, y para
resumir la situación en dos dichos populares: en vez
de criticar la paja en el ojo ajeno, primero hay que
ver la viga en el propio; claro que los contraejemplos
a Memín parecen no tener dolientes y es bien sabido
que “el que no llora, no mama”. Si un Jefe O'Hara
grita en el blogger, ¿alguien lo oirá?

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Reelección o no elección II

Sale hoy en El Tiempo que definitivamente Horacio Serpa sí va a lanzarse como candidato presidencial por el Partido Liberal. Y declaró en "la W", que él nunca había prometido no hacerlo, que lo había comentado en un momento de tristeza y desespero, pero que ahora, 3 años más tarde, más maduro y "sensato" había decidido cambiar de opinión.

Todos, eso sí, tenemos derecho a cambiar de opinión. O no. Yo por ejemplo, tengo una mala opinión de Serpa, que no ha cambiado desde hace ya más de 10 años. Lo que me pregunto es, ¿por quién van a votar los anti-Uribistas?.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

A saltar

¿Alguna vez se preguntó que pasaría si 600 millones de
personas saltaran al mismo tiempo? ¿Cambiaría la
Tierra de órbita?

El 20 de julio lo sabremos: www.worldjumpday.org.


____________________________________________________
Sell on Yahoo! Auctions – no fees. Bid on great items.
http://auctions.yahoo.com/

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 1 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Espíritu Supercontra: Mathias Waske

Imágenes tomadas de: http://www.art-online.de











Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

El Congreso de la República, aprueba la ley forestal. Solo falta la aprobación en plenaria de la Cámara

Germán Vélez O.
Grupo Semillas

El 3 de junio de 2005 la Comisión V de la Cámara de Representantes aprobó en su último debate, la controvertida y polémica “ley forestal”, en una sesión, en donde no hubo discusión y argumentación de orden científico, técnico, político, socioeconómico y cultural. Detrás de este proyecto se presentó un contundente lobby y gestión del Gobierno nacional, a través de sus Ministerios de Agricultura, Ambiente, Minas y Hacienda, también del gremio de la industria maderera y de la mayoría de los Representantes de esta Comisión, quienes defendieron a capa y espada todo el articulado de este proyecto gubernamental. A pesar de las numerosas manifestaciones de rechazo y de críticas tanto de las organizaciones indígenas y afrocolombianas y también de respetadas autoridades científicas y jurídicas en materia ambiental y forestal; las cuales fueron expresadas en foros públicos como el realizado en La Universidad de los Andes, en marzo 10 de 2005, y también en múltiples comunicados y en artículos en medios de comunicación, en donde se evidenciaron los críticos problemas de fondo que tiene esta ley y las profundas consecuencias que generará sobre los bosques del país, además de los cambios estructurales en materia de política ambiental y la vulneración de los derechos de propiedad de los territorios colectivos de comunidades indígenas y afrocolombianas, que son propietarias de aproximadamente el sesenta por ciento de los bosques del país.

Fue vergonzoso el trámite que surtió este proyecto en el Congreso de la República, ya que fue aprobado sin ninguna discusión seria en las Comisiones V del Senado y de la Cámara. En esta última se le hizo antes de su aprobación, unas ligeras modificaciones, que no recogieron las críticas y sugerencias de fondo que fueron insistentemente planteadas por diferentes sectores de la sociedad. Pero más preocupante aún, fue el hecho que el Gobierno Nacional y los Ponentes de este proyecto tuvieron oídos sordos, al insistente reclamo sobre la no consulta y participación de las comunidades indígenas y afrocolombianas en la formulación de la Ley. Pero los defensores de esta ley, tozudamente insistieron que las consultas se hicieron a través de reuniones y foros para presentar este proyecto de ley; pero en ningún caso se hizo a través de los procedimientos de consulta establecidos, como es de obligatorio cumplimiento para estos casos. Este echo, seria suficiente argumento para que esta ley se declarara inconstitucional, aunque adicionalmente existen múltiples vacíos jurídicos y técnicos que serian argumentos de peso para que esta ley sea demandada en las cortes judiciales, por ir en contravía de los tratados internacionales suscritos por Colombia y también por violar varias leyes nacionales en materia ambiental y las que reconocen los derechos territoriales colectivos. Es inaceptable ver como nuestras autoridades nacionales en materia ambiental están totalmente doblegadas y a espaldas de los intereses nacionales en esta materia, y como esta Ley tan trascendental para el futuro del país, paso sin ninguna discusión científica y jurídica de fondo.

La Ley Forestal está concebida para favorecer principalmente a las empresas madereras y el establecimiento de plantaciones forestales y a las empresas que quieran invertir en la privatización de los servicios ambientales. Este proyecto ha sido elaborado y concertado con la participación activa de los sectores ligados a la explotación comercial de maderas. A través de la ley forestal, se pretende entregarle en bandeja de plata los bosques del país a las transnacionales madereras. Como afirma el ex Ministro de Ambiente Manuel Rodríguez Becerra, se le entregaría los bosques a las mismas empresas que tienen el pésimo prontuario de haber arrasado con los bosques tropicales de los países del Sureste asiático. También se pretende entregarle casi sin contraprestaciones, a los inversionistas privados, el control de los llamados “Servicios ambientales”, a través de la valoración y conversión en “títulos valores” los recursos y servicios que prestan los ecosistemas naturales y las plantaciones forestales, para ser puestos en las bolsas de valores internacionales y así permitir la privatización de la biodiversidad, el agua, el aire y demás servicios que prestan los bosques. Esta ley forestal, conjuntamente con la trilogía que incluye la ley de paramos y la ley de aguas, promovidas por el gobierno Nacional, se constituyen el puntal de garantías para atraer a los inversionistas extranjeros, en el marco del TLC; puesto que uno de los temas prioritarios y no negociable para EEUU, es la inversión en todos los sectores de la economía, y es de especial interés el sector ambiental.

Para convertirse en ley de la República, a este proyecto solo le falta cumplir con un tramite formal en la plenaria de la Cámara, pero es muy probable que allí pase sin pena ni gloria, porque la inmensa minoría de Senadores y Representantes, que estuvieron quijotescamente en contra de este proyecto, como fueron: El Representante Pedro Arenas, y los Senadores Gerardo Jumí y Jorge Robledo, entre otros, no fueron tenidos en cuenta al momento de aprobar este ley. Ojala al país no se le olvide quienes fueron los padres de la patria que le entregaron los bosques de propiedad colectiva y los bosques de carácter publico a los inversionistas privados, priorizando el beneficio individual, sobre el interés general.

Aspectos críticos de la ley Forestal

Desconocimiento de los tratados internacionales
La Ley forestal desconoce y no se armoniza con los Tratados internacionales ratificados por Colombia en materia de bosques, biodiversidad y medio ambiente, tales como: el CDB, Convenio de Diversidad Biológica, el Panel Intergubernamental de Bosques de Naciones Unidas, la Convención Ramsar, el Convención de Lucha Contra la Desertificación y Sequía (Andrade, 2005), y otros convenios internacionales como la Decisión 391 sobre acceso a recursos genéticos de la Comunidad Andina de Naciones, CAN. El énfasis y enfoque de la ley es la subordinación de la protección ambiental y de los ecosistemas, a los intereses comerciales y extractivistas de los recursos naturales del país. Igualmente esta ley pasa por encima de los tratados y leyes sobre derechos humanos y derechos fundamentales de los pueblos indígenas y de comunidades negras y los derechos de estas comunidades sobre la propiedad colectiva de sus territorio, incluyendo los recursos naturales renovables y el derecho de administración, uso, manejo y aprovechamiento (Ley 21 de 1991, que ratifica el convenio 169 de la OIT y la Ley 70 de 1993) y también incluidos en la Constitución Nacional (artículos 58, 63 y 229) .

Los derechos territoriales de los pueblos étnicos, contenidos en los tratados internacionales y en las leyes nacionales, los derechos colectivos sobre los territorios son fundamentales y a perpetuidad. Se constituyen en un derecho patrimonial sobre el territorio y sus recursos; que incluye el derecho político, la función social y ecológica del territorio, como base fundamental de la supervivencia de los pueblos y también la prohibición para transferir a terceros.

Un proceso excluyente,
En la formulación y aprobación del Proyecto de Ley Forestal no ha habido participación y consulta en la formulación, la gestión y en su aprobación, de las comunidades afrocolombianos, indígenas y campesinas mestizas, propietarias de más de la mitad de los bosques naturales del país. Tampoco han tomado parte en este trascendental debate otros propietarios privados de bosques, la comunidad académica, las organizaciones ambientalistas. El proyecto va en contravía de derechos fundamentales de las comunidades en cuanto a la propiedad colectiva de sus territorios y sus derechos de administración, uso, manejo y aprovechamiento del patrimonio natural. Según la Constitución Colombiana el Estado debe proteger a las minorías étnicas y garantizarles sus derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación.

El Estado ha reconocido la propiedad colectiva sobre sus territorios, reconocidos y adoptados por la Nación a través de tratados internacionales, por la constitución y por las leyes nacionales que reconocen estos derechos territoriales, con un carácter de inalienable, inembargable e imprescriptible. Además se pretende la venta de los bosques presentes en territorios de comunidades campesinas, quienes están mucho más desprotegidas, porque no existe ninguna restricción para la privatización de los bosques de las reservas campesinas, a pesar que tienen títulos colectivos reconocidos por el Estado. También los ojos están puestos sobre los bosques que son declarados como “baldíos”, aunque estas zonas están ocupadas desde hace muchos años por poblaciones campesinas, negras e indígenas. Dicho proyecto es abiertamente contrario a los derechos de los pueblos indígenas y comunidades negras, así como de otros pobladores de los bosques y propietarios privados, quienes no han sido debidamente consultados.

La ley contempla la conformación del Consejo Nacional Forestal, órgano de coordinación y concertación de la política forestal nacional; en este Consejo la participación de las comunidades negras e indígenas, propietarias de más de la mitad de los bosques naturales del país es contraria a los derechos a la participación y consulta a las comunidades, es sólo simbólica y minoritaria (3 de 15 miembros); tampoco incluye la participación de los sectores ambientalistas expertos en este tema; pero si están ampliamente representados los sectores que están interesados en la privatización de los bosques del país..

“El Vuelo Forestal”, una estrategia para privatizar todos lo bosques del país.
Mediante esta ley se pretende la expropiación de bosques de comunidades negras e indígenas, al desmontar el carácter inalienable, inembargable e imprescriptible de los territorios colectivos. Las comunidades indígenas y negras consideran el territorio como una unidad indivisible compuesta por el suelo, los recursos allí existentes y la cultura. Mediante las normas jurídicas actuales no es posible la apropiación y privatización de estos territorios o de sus diferentes componentes de forma fragmentada; es por ello que se inventaron una figura que no tiene ningún soporte técnico ni jurídico, que es la separación artificial del “derecho al vuelo forestal y el derecho al suelo”. Esta es la misma estrategia que se utilizó para poder privatizar los recursos genéticos, en donde se hizo una separación artificial del componente tangible (plantas y animales) y el componente intangible (conocimiento asociado), esto con el fin de poder privatizar estos recursos y los productos derivados, tanto de los recursos genéticos de comunidades locales, como los existentes en los parques nacionales.

Es evidente que el concepto de “vuelo forestal” es uno de los ejes fundamentales de la ley, tanto es así que para hacerlo efectivo, lo incluyeron como “principio”, lo cual no tiene ninguna presentación, puesto que este concepto es tan solo una definición o interpretación artificial de uno de los componentes del bosque. La ley dice: ”Se reconoce el vuelo forestal como un derecho real autónomo con respecto al suelo, a efectos de su tráfico patrimonial y de constituirse en garantía real independiente de su base espacial, sin perjuicio de su concurrencia a interés y conveniencia del titular….”

Mediante esta ley se autoriza a las comunidades indígenas, negras y campesinas, a ejercer el derecho a vender mediante contrato, el vuelo forestal. También le permite al Estado a otorgar permisos y concesiones forestales, para el aprovechamiento del “vuelo forestal” de bosques públicos, el cual se considera que es “transferible y gravable”. Esta figura de contratos y concesiones privadas y colectivas, permite darle seguridad y garantías a las transnacionales madereras y también le permite a los inversionistas controlar el negocio de los servicios ambientales. La venta y privatización del vuelo forestal contradice abiertamente el carácter inalienable, imprescriptible e inembargable de la propiedad territorial de las comunidades indígenas y afrocolombianas, y también de los bosques presentes en el sistema Nacional de áreas protegidas, que son de carácter público y por lo tanto de uso exclusivo para conservación y están por fuera del comercio y la privatización. Es así como el aprovechamiento comercial de los recursos forestales y los derechos de las comunidades quedarían restringidos a la “participación en las decisiones para vender”, cuando, en su calidad de legítimos propietarios, tienen “el derecho a la libre toma de de decisiones, para proteger” sus recursos naturales.

Igualmente La ley pone en riesgo los derechos de poblaciones campesinas, indígenas y negras que aún no cuentan con títulos de propiedad sobre las tierras que habitan, en muchos casos por décadas, pero que para el Estado son consideradas como “baldíos”; aunque en realidad en el país son muy pocas las áreas que son baldíos. Pero el Estado a través de esta ley, tiene la intención de dar concesiones sobre las tierras ya ocupadas y con dueños legítimos, que no tienen definida su situación jurídica.

Adicionalmente otro grave problema que ha llegado a dimensiones inmanejables, es el desplazamiento masivo de poblaciones indígenas, afrocolombianas sobre los territorios estratégicos y de interés por sus recursos. Este es el caso del Chocó biogeográfico, en donde varios territorios han sido desocupados por los actores armados, para ser ocupados y controlados por ellos, incluso violando los títulos colectivos y realizando el trafico de títulos privados ilegales, para luego hacerle uso comercial mediante la explotación de las maderas y el establecimiento de plantaciones de palma africana. Este es el caso de los territorios colectivos de las comunidades negras de Curvaradó y Jiguamiando, en el Chocó; situación que ha sido reconocida y denunciada públicamente por la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General de la Nación, el INCODER y otras organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales (Resolución Defensorial,Nº 39, 2005). Situación similar esta ocurriendo en otras regiones, como el pacífico de Nariño. La ley forestal no contempla como controlar esta situación; por el contrario situaciones como estas, facilitarían y a las empresas madereras poder tener acceso a estos recursos y a los a los inversionistas para acceder a estos territorios, ya sea por la vías de hecho, mediante la compra ilegal de tierras colectivas o las concesiones de “baldíos” por parte del Estado.

La expropiación, una herramienta para entregar los territorios colectivos a los inversionistas
La ley forestal desconoce y viola los derechos territoriales de las comunidades indígenas y afrocolombianas, puesto que legitiman la expropiación de tierras, e imposibilitan la implementación de reforma agraria en zonas de interés forestal por los inversionistas. En el artículo 26 de la Ley sobre “Establecimiento y aprovechamiento”, se incluye la potestad del Estado de expropiar tierras con plantaciones comerciales, mediante la indemnización. En el artículo 42 sobre “bienes muebles por anticipación” se hace referencia a que los bienes muebles “podrán ser susceptibles a enajenarse a cualquier título, gravarse, transferirse o constituirse en propiedad fiduciaria, comodato y usufructo, de manera independiente del bien inmueble al que se encuentren adheridos”….. Además en el artículo 39 sobre “las áreas forestales en desarrollo”, se incluye: “las áreas definidas por un plan de establecimiento y manejo forestal o en planes de ordenamiento y manejo sostenible, no serán objeto de reforma agraria”.

Adicionalmente la ley permite la violación de tierras colectivas o de áreas protegidas mediante la construcción de carreteras y la afectación de causes y áreas de bosque natural, sin necesidad de trámite de licencia ambiental o autorizaciones adicionales, en proyectos forestales para el establecimiento de plantaciones (no distingue si son protectoras o productoras). En el artículo 27, dice: “los caminos y carreteables forestales necesarios para adelantar el aprovechamiento forestal de las plantaciones forestales, se consideran parte integral del proyecto forestal y no estarán sometidos a permisos o requisitos adicionales”.

“Pan y queso debajo del brazo”: Incentivos y exenciones tributarias
Esta ley está orientada a fomentar la entrada de las transnacionales madereras, con una visión netamente extractivista, para darles seguridad y garantía a los inversionistas para establecer plantaciones forestales y la extracción de los bosques naturales. Subordina los intereses ambientales y de conservación de la biodiversidad a los intereses económicos. Textualmente la ley dice”….Para el efecto, es obligación del Estado brindar seguridad jurídica efectiva a dichos actores y establecer un ambiente propicio para las inversiones”

En el título III de la presente Ley, establece incentivos en financiación, garantías, exenciones y deducciones tributarias dirigidas especialmente para garantizar la seguridad a las inversiones para las empresas que hacen parte de la cadena forestal, pero no incluye incentivos para el manejo sostenible de bosques naturales por parte de comunidades y pequeños propietarios. Este tema fue muy polémico en la discusión del proyecto de ley en la Comisión V de la Cámara de Representantes, a tal punto que el Ministerio de Hacienda presentó objeción a las amplias garantías y excepciones tributarias de la ley, las cuales estaban en contravía de la política fiscal del gobierno. Es por ello que aunque reiterativamente el Ministro de Agricultura afirmo que es prioridad para el Gobierno brindar garantías para atraer a los inversionistas, finalmente el Ministro retiró del proyecto gran parte del articulado de este Titulo III, debido a que estos generosas garantías tributarias para los inversionistas no se pueden otorgar mediante un Ley; por lo cual se acordó que estos aspectos, serán reglamentados posteriormente acorde con la política fiscal del gobierno. Lo que si esta muy claro es que estas garantías se reglamentarán acordes con los lineamientos dictados en materia de inversiones por el TLC, que próximamente firmará el gobierno nacional, puesto que este es uno de los aspectos de mayor interés para los inversionistas de Estados Unidos.

El interés comercial se sobrepone a la protección del ambiente y los ecosistemas
El ex Ministro de Ambiente Manuel Rodríguez, 2005, señala que esta Ley no considera el bosque de forma integral y no adopta un enfoque ecosistémico para su manejo, tal como los establece el Convenio de Diversidad Biológica. Adicionalmente, permite flexibilizar las normas ambientales y de conservación para no afectar el desarrollo de dicho sector o desalentar sus inversiones y no contempla criterios e indicadores de sostenibilidad para la conservación y manejo de los bosques.

El 60% de los bosques naturales (aproximadamente 30 millones de hectáreas) son de propiedad de las comunidades indígenas y afrocolombianas. Adicionalmente, Roldán, 2005, afirma que el sistema de parques nacionales se superpone sobre el 40% de los territorios tradicionales indígenas (resguardos). El Proyecto, en la definición de áreas forestales de protección y en las áreas de reserva forestal, no define los límites, las exenciones y los alcances sobre el manejo, conservación, protección y el uso sostenible de los recursos forestales existentes en territorios colectivos y en el sistema nacional de áreas protegidas.

De acuerdo con Ponce de León, 2005, este proyecto de Ley Forestal no hace alusión alguna a la conservación, restauración y protección de los recursos forestales. Tampoco considera los conceptos de ecosistema forestal, equilibrio ecológico, ecosistemas frágiles y no los relaciona con otros ecosistemas; puesto que solamente utiliza el concepto de bosque natural y de plantaciones forestales. Desconoce el sentido y la dimensión integral y la multifuncionalidad de los bosques, como ecosistemas estratégicos para el país y para los habitantes del bosque. Tampoco aborda los temas de derechos territoriales de las comunidades indígenas y afrocolombianas de manera integral. Se legisla sobre recursos específicos, tipo de aprovechamiento y basados en la clasificación de tierras forestales (áreas forestales de protección, áreas forestales de producción y áreas de reserva forestal). Se valora el bosque exclusivamente en términos económicos de la madera y de los servicios ambientales. Adicionalmente no se define claramente cuales son las condiciones, restricciones y la intensidad de de aprovechamiento que se permite a las plantaciones protectoras (se prioriza el beneficio individual sobre el interés general implícito en las plantaciones protectoras

La venta de los servicios ambientales, pasó de agache y sin discusión
De acuerdo con Ribeiro, 2003, La "venta de servicios ambientales" se ha convertido en el nuevo paraguas conceptual para justificar la mercantilización y privatización de servicios y recursos básicos, socavando valores culturales y éticos, principalmente entre las comunidades indígenas y campesinas. Dentro de este concepto se engloban, entre otros, la venta del uso de los bosques como "sumideros de carbono", el uso de las cuencas hídricas, la venta de servicios de la biodiversidad, incluyendo la biopiratería y el ecoturismo. Dentro de los territorios tradicionales de los Pueblos indígenas y afrodescendientes, hay una serie de recursos naturales estratégicos para las empresas como la biodiversidad, los bosques, el agua y el aire limpio, el ecoturismo, entre otros, que hoy día se consideran servicios ambientales.

El capital internacional promueve la redefinición del concepto de servicios, de tal forma que se incluyan todos los componentes de los ecosistemas naturales (recursos y bienes que han sido siempre de dominio público) como servicios ambientales, los cuales se le asignan un valor predominantemente “económico”, y así poderlos privatizar como cualquier acción o mercancía que se cotiza en las bolsas de valores internacionales. La venta de servicios ambientales en territorios de propiedad colectiva desconocen los derechos que tienen las comunidades locales sobre estos recursos y también la naturaleza de muchos de ellos, como por ejemplo la biodiversidad, el agua y el aire, que deberían estar fuera del comercio.

Ribeiro, 2003, afirma que uno de los aspectos más perversos de este nuevo mercado de los servicios ambientales, es que en lugar de reconocer los derechos colectivos integrales culturales, económicos, sociales y políticos de los actores de la biodiversidad -pueblos indígenas, campesinos, comunidades pesqueras y otras que por milenios han conservado y aumentado la biodiversidad, los transforman en mercaderes de los recursos y conocimientos, con el agregado de que en un mercado competitivo no todos podrán participar. Se crean así nuevas fuentes de conflictos dentro y entre las comunidades, para ver quiénes llegarán primero a vender a su nombre los recursos colectivos. Al comienzo los pagos por servicios ambientales son a menudo otorgados como "subsidios" para un supuesto esquema de "manejo sustentable". Cuando estos subsidios se terminan y las comunidades no pueden seguir con determinadas actividades planteadas, de pronto se transforman en depredadores y alguna empresa "tiene" que hacerse cargo de sus recursos en nombre de la "sustentabilidad".

Al poner los servicios ambientales al servicio del capital internacional, se generaran impactos como: El Estado perderá soberanía sobre el territorio nacional y sus recursos naturales. Se entregaría el control y manejo de sus recursos naturales estratégicos del país y de las poblaciones, a manos de las empresas privadas. Los servicios ambientales serian controlados por empresas privadas y ONG internacionales ambientalistas. Adicionalmente Las poblaciones locales pueden verse obligadas a migrar, ya sea porque son violentamente desplazados por los nuevos interesados por estos recursos y territorios; o porque sus formas tradicionales de uso y manejo de los ecosistemas cambiarán de tal forma que ya no sea viable su permanencia en sus territorios (Bravo, 2004).

Uno de los aspectos de mayor interés para EEUU en el TLC, es la posibilidad de privatizar cualquier bien, recurso y servicio, a través del concepto “servicios ambientales”, que incluye: La privatización del agua, mares, ríos, lagos y los parques nacionales. La privatización de la biodiversidad, los bosques, los recursos genéticos y del conocimiento tradicional asociado a estos. La privatización del “aire limpio” mediante el establecimiento de bosques artificiales como “sumideros de dióxido de carbono”, y también las actividades que dejen de producir contaminación. También La privatización de funciones gubernamentales como: la aplicación de normatividad ambiental y el manejo de las áreas públicas protegidas (parques nacionales). También la inversión del capital privado en proyectos de ecoturismo en estas áreas protegidas.

En el proyecto de ley forestal, uno de los temas que defendieron con mayor interés el gobierno nacional y los Representantes a la Cámara ponentes, fue el capítulo III sobre Servicios ambientales y otros beneficios económicos, el cual finalmente se acordó que será reglamentado por el Ministerio de Ambiente. En la versión final de la ley no se plantea como en la versión inicial del proyecto: “incorporarlos en las cuentas nacionales y también establece que el gobierno nacional promoverá, facilitará y regulará la conformación de mercados, para su reconocimiento y pago y la negociación de títulos valores de bosques naturales y plantaciones forestales en las principales bolsas de valores del mundo”. Pero es muy probablemente que estos temas, al ser reglamentados por el Ministerio de Ambiente, se incluirá este enfoque y lineamientos, en concordancia con la tendencia mundial de la venta de servicios ambientales; en donde ya existen numerosas empresas transnacionales y nacionales que están iniciando este negocio en Colombia y otros países del mundo.

La privatización de los parques Nacionales, se hará a través de la venta de “servicios ambientales”
Además de los territorios colectivos ya descritos, la mayor parte del resto de bosque que conforman el patrimonio natural de la Nación, están bajo la custodia del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, compuesta por los parques naturales Nacionales y las reservas forestales. El Estado bajo las normas vigentes, no puede entregarles los bosques a las empresas madereras, por ser bienes de carácter público, que tienen también carácter de inalienable, inembargable e intransferible. Pero la estrategia que contempla la ley forestal para la privatización de las áreas protegidas es a través de la venta de servicios ambientales; que incluye entre otros las fuentes de agua y el pago por los bosques y plantaciones que prestan el servicio como sumideros de dióxido de carbono, la inversión en el negocio del ecoturismo y los contratos de bioprospección, entre otras actividades.

¿Las autorizaciones y concesiones sobre el vuelo forestal incluirían las actividades de biopiratería?
Dentro de los servicios ambientales, cabe resaltar la venta y privatización de los recursos genéticos y del conocimiento asociado a estos. En el artículo 16, referido a los tipos de aprovechamiento, se incluye el Científico: Cuando el fin es adelantar estudios o investigaciones básicas o aplicadas sobre recursos forestales. Pero en el artículo 20 sobre “aprovechamiento forestal por comunidades étnicas”, en el parágrafo 1, dice:…“tratándose de aprovechamiento científico, el proyecto de investigación tiene mérito de plan de manejo forestal”. Este procedimiento desconoce los requisitos legales para el acceso a los recursos genéticos que están regulados por la Decisión 391 de la CAN; además permitiría la realización de actividades de biopiratería sobre los recursos genéticos y conocimiento tradicional en territorios colectivos y en los parques Nacionales; puesto que las concesiones es sobre todo el “vuelo forestal” y no se hace separación sobre los sobre los recursos maderables y no maderables del bosque y los recursos genéticos.

Bioseguridad en bosques naturales y plantaciones forestales
En el capitulo de investigación forestal, dentro de las líneas de investigación, se incluye el mejoramiento genético; y en el capitulo de protección y sanidad vegetal, no se incluyen las mecanismos y regulaciones de bioseguridad para la investigación, control e introducción de árboles forestales transgénicos. En el país no existe una norma de bioseguridad que incluya los OGM de uso forestal y tampoco los impactos ambientales de los ecosistemas naturales. La norma del ICA solo aplica para semillas de uso agrícola. Si tenemos en cuenta que Colombia es el segundo país de mayor biodiversidad del planeta, no tiene presentación que si la Ley forestal incluye la promoción del mejoramiento genético de especies forestales, no incluya los mecanismos y la autoridad competente en materia de bioseguridad, para proteger este enorme patrimonio genético del país.

Cadena productiva Forestal
La puesta en marcha de los encadenamientos productivos (Cadena Productiva Forestal), se fomentará fuertemente con la nueva ley, que de hecho se están promoviendo por el Programa Colombia Forestal (administrado por Chemonics) y que es uno de los ejes del Plan Nacional de Desarrollo Forestal, ponen en condición de desequilibrio a las comunidades locales y los lleva a la entrega inequitativa de sus recursos a los empresarios de la industria forestal y de los muebles que se han asociado con ellos. Es así como en la cadena productiva, las comunidades proveedoras de la materia prima se constituyen en el eslabón mas débil, y la mayor parte del valor agregado (por las certificaciones y sellos verdes) de los productos finales, es obtenido por los empresarios que controlan la cadena.

Institucionalidad y competencias
Existe un fraccionamiento de las competencias políticas y reglamentarias para el manejo integral de los bosques, en varias instituciones (Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Ministerio de Agricultura, Ministerio de Comercio Exterior, Consejo Nacional Forestal, Corporaciones Autónomas Regionales y Corporaciones de Desarrollo Sostenible, IDEAM, algunas de ellas con limitada capacidad científica y de gestión. La fragmentación de la aplicación de la Norma en múltiples autoridades nacionales y regionales, no permite implementar una política Nacional Forestal, integral y coherente; lo que podría ser un generador de conflictos y vacíos jurídicos, que llevan a la ilegalidad. Le traslada al Ministerio de Agricultura competencias en materia de bosques naturales, que deberían ser reguladas por el Ministerio de Ambiente. Por otro lado el proyecto de ley no incluye un capítulo sobre sistema sancionatorio que regule la infracción de la misma.

Por una ley forestal que proteja los bosque y a los dueños de los bosques
La normativa propuesta, a pesar de tener la intención positiva de establecer nuevas reglas de juego orientadas a poner orden en el caos que hoy se vive en el aprovechamiento de los recursos forestales del país, no logra tal propósito y, por el contrario puede generar mayor caos jurídico, dando lugar a la inaplicación de las nuevas y las ya existentes disposiciones en la materia.

Por las anteriores razones, la Ley Forestal aprobada en la Comisión V de la Cámara de Representantes, debe ser retirada y debe formularse un nuevo proyecto, que plasme una política forestal integral y que considere los componentes ambientales, sociales, económicos y culturales de los habitantes del bosque. Esta formulación y aprobación de la ley, sólo puede hacerse de manera legítima con la participación de las comunidades propietarias de los bosques naturales y de las organizaciones sociales vinculadas a su conservación y manejo sustentable de los bosques. Además la formulación de la ley debe estar en concordancia con las normas y directrices establecidas en los tratados y convenios internacionales en el marco de las Naciones Unidas y la legislación nacional ambiental vigente, sobre ambiente, la biodiversidad y derechos humanos.

La aprobación de esta ley seria un retroceso en la política ambiental de Colombia y seria sumamente lesiva para los bosques del país y especialmente para las comunidades dueñas de los bosques, además iría en contravía con los esfuerzos para la paz y convivencia ciudadana y conduciría por el contrario a la agudización de la violencia y de conflictos, generados por control y la utilización comercial de este importante patrimonio natural. Por las razones antes expuestas los las organizaciones indígenas, afrocolombianas y los movimientos sociales ambientalistas rechazan la política forestal del actual gobierno y reiterativamente solicitan que esta ley forestal no sea aprobada en el Congreso.

Preguntas sobre la Ley Forestal
• ¿Este proyecto sirve para erradicar la pobreza y la marginación de las poblaciones rurales y para lograr la equidad?
• ¿Contribuye a la conservación y protección de los resguardos indígenas y los territorios legalmente constituidos de comunidades afrocolombianas?
• ¿Considera la relación entre ecosistemas de bosques y la diversidad étnica y cultural?
• ¿El proyecto de Ley forestal, está orientado a disminuir la deforestación y contribuye a la restauración y conservación de los ecosistemas de bosques degradados?
• ¿El Proyecto considera los servicios del bosque de forma integral? Que incluya la conservación de las culturas y de la biodiversidad, los servicios ambientales, los aspectos socioeconómicos, y otros usos y valores del bosque, que vayan mas allá del valor netamente comercial?
• ¿El Proyecto fortalece la institucionalidad en materia de política y legislación forestal en Colombia?
• En la definición de “áreas forestales de producción”, ¿De cuáles bosques naturales se está haciendo referencia para el aprovechamiento forestal? ¿En esta definición se incluye los territorios de propiedad privada colectiva de las comunidades indígenas y afrocolombianas?
• En la definición de “áreas forestales de protección se incluye El sistema de Parques Nacionales y de
reservas forestales, los cuales por ser bienes públicos, no se puede hacer uso comercial de ellos.
Entonces de cuales bosques esta hablando para la aplicación de la Ley Forestal?

Manuel Rodríguez Becerra, 2005

Bibliografía
ANDRADE, Ángela. La ley forestal y su relación con acuerdos internacionales. Foro Nacional Ambiental. Policy paper 3.
abr, 2005, 8p.
BRAVO Elizabeth, 2004. La ocupación y control de las áreas protegidas y el cuento de los servicios ambientales.
Acción Ecológica, Quito, 2p.
DEFENSORÍA DEL PUEBLO, 2005. Resolución Defensorial Nº 39. Violación de los derechos humanos por siembra de
palma africana en territorios colectivos de Jiguamiando y Curvarado – Choco, Bogotá, jun. 2 de 2005, 42 p.
PONCE DE LEÓN, Eugenia, 2005. Algunos comentarios al proyecto de ley general forestal. Foro Nacional Ambiental.
Policy paper 1. abr. 2005, 16 p.
RIBEIRO Silvia, 2003. la trampa de los servicios ambientales. Revista Biodiversidad, sustento y culturas (38): 25, oct.
RODRÍGUEZ B., Manuel, 2005. Foro: Proyecto de ley forestal: ¿avance o retroceso de la legislación
ambiental y de los pueblos indígenas y comunidades afrocolombianas?. U. de los Andes, Bogotá, marzo 10 de
2005.
ROLDÁN, Roque, 2005. Proyecto de Ley Forestal y territorios de indígenas y afrocolombianos. Foro Nacional
Ambiental. Policy paper 2. abr. 2005, 12 p.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru