Los Caballeros del Islam


Dijo el imbécil de Antonio Caballero en el programa de radio de Yamid Amat, que en el Islam lo que hace falta es una dosis de sano escepticismo, que por la ilustración y no sé qué otras barbaridades, tenemos el privilegio de tener en occidente. Imbécil, porque como cualquier otra opinión, es como el culo. Todo el mundo tiene una, y hace con ella lo que quiere. Pero la lectura que hace de la situación, como tantas otras a las que ya estamos acostumbrados de personajes como él, y como Fernando Vallejo, son evidentes y superfluas. Sobre todo, se esconden detrás de una verdad que pretenden denunciar, pero que no es más que el mismo comentario que uno debe oír en cualquier reunión social. Que Uribe es paramilitar, que los políticos roban, y ahora, que en el mundo islámico jamás hubo una división histórica entre verdad y religión.

Lo interesante es que detrás de la visión del caballero, hay una estúpida premisa que es necesario desenmascarar: que oriente, en su ignorancia bárbara, debe aprender de occidente. Yo, por el contrario, pienso que occidente, en vez de estar rescatando tradiciones chinas, japonesas y de la India sin cuestionar ni un poco que vienen de países con aberraciones sociales asquerosas, debe aprender más sobre el Islam. Dice Durheim que el crimen lo es porque la sociedad lo castiga, y no al revés. Yo, justamente, creo que ese es uno de los problemas en Colombia: que la sociedad no desaprueba nada. Todos somos capaces de tener por vecinos a los criminales más abyectos, y somos capaces de comer en restaurantes que frecuentan las ratas más podridas de nuestra sociedad sin decir nada. Peñalosa favoreció descaradamente a cuanto familiar pudo durante su alcaldía, y ahí sigue haciendo carrera política (que Alá nos salve de tenerlo como presidente). Uribe jamás aclaró su oscuro pasado, se destapan todavía más podredumbres, y aún así va firme para presidente. Una empresa vende camisetas de las que donan una porción de las ganancias a un grupo que masacra gente en Colombia (aunque a mí me cabe la duda de que sea un proyecto artístico, como el de los gatos bonsai), y el asunto no pasó de ser una nota en los periódicos.

Afortunado que en Colombia aún circule un periódico decente, así sea semanal, y podamos leer columnas más profundas que las idioteces que dice Caballero. Al mundo árabe debemos, hasta donde yo sé y así Caballero diga lo contrario, el Renacimiento, el uso de artículos en las lenguas romances (así Vallejo diga que es del griego), buena parte de las matemáticas, y sobre todo, una lección de paz, pues en las 3 conquistas de su ciudad sagrada en la historia, han dispensado las vidas de los católicos que allí habitaban. Algo muy contrario a lo que ha hecho el Occidente del que Caballero dice deben aprender los árabes. Tal vez, digo yo, la discusión no debe estar en torno a lo que deberían aprender los árabes de Occidente (sobre todo, porque es una discusión estúpida), sino en lo que deberíamos aprender nosotros del Islam. Y por insensato que parezca, yo creo que hay lecciones que pueden ser de gran utilidad. Yo viví entre musulmanes, y lo que vi fue muy distinto a la violencia que nos vende la televisión.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

3 piedras han sido lanzadas:

Kamilo Klauss said... 11:01  

El problema es que la realidad que conocemos es la realidad pasada por el filtro de los medios de comunicación. Igual sucede con lo que se vende hacia afuera de Colombia. Afuera Uribe es un héroe o las Farc son la mejor opción posible, dependiendo de quien informe. Afuera Bogotá sigue pareciendo Beirut (ni siquiera sé si Beirut es tan terrible como lo pintaban).

Lo importante es no tragar entero, no comerse el cuento de uno u otro columnista, leer varios pero leerlos críticamente. Si bien Antonio Caballero suele equivocarse en muchas de sus opiniones hay que reconocerle que, por lo menos en lo que tiene que ver con el presidente-candidato, no traga entero.

Anonymous said... 20:26  

Lamento disentir, tanto en la idea central del texto como en el calificativo endosado a Caballero por expresar una opinion; imbecil, le dicen al pobre por manifestar que al Islam, oigase bien, Islam, le hace falta una dosis de esceptisismo. Creo que hace falta meter unas cositas en su debido contexto: es innegable que la cultura arabe nos ha legado una herencia esplendida; fruto de una historia fascinante que florecia y estaba en su cenit mientras occidente se desangraba preparandose para conquistar el mundo,(a proposito, un consejo al euforico autor, un librito, delgadito, del caballero que tanta urticaria le causa "Y occidente conquisto el mundo", una caricatura de historiografia que no hace ningun daño).
Pero aquel Islam floreciente (hay que notar que de las tres religiones mas importantes esta es la mas reciente, data del 622), dista bastante del Islam actual y de su regresionismo, producto en gran parte de la creacion del Estado de Israel (1948) y de la negativa influencia occidental en todo el Medio Oriente, una explicacion mas cercana historicamente es el gesto de Ariel Sharon en la esplanada de las mezquitas que inicio la segunda intifada en el 2000. El radicalismo actual que reina en Oriente Medio, y que creo solo puede ser comparado al prevaleciente en la Casa Blanca; merece ser revisado por los dirigentes de paises que son gobernados por sistemas religiosos en dode las mujeres no pueden salir a la calle sin taparse la cara con un velo (burka), y donde ademas son susceptibles de morir lapidadas y por añadidura, si su inclinacion es verdaderamente radical obliga a los padres a mutilar los genitales de las niñas (ablacion, aunque esta barbaridad no sea exclusiva de los musulmanes, pero si practicada en masa por estos).
Claro que hay musulmanes moderados, amigos de la democracia (si es que eso significa algo bueno), varios de ellos viven aqui en Francia, uno de los paises con mayor poblacion musulmana; son ellos, intelectuales, escritores, teologos y hasta Imanes que predican el mismo escepticismo que Caballero demanda.
Parece que al autor de la nota le interesara que el occidente actual aprendiera del medio oriente de hace 1000 o 500 años y que en muestra de remordimiento de todas las barbaries aqui vividas y cometidas Europa y occidente en general se callaran la boca.
Lo que parece ignorarse es que aqui hubo guerra, dos grandes como minimo; y sangre corrio por toda Europa, sangre de europeos contra europeos, y la imagen persiste en la memoria, por eso cada año la Shoah se recuerda solemnemente; para evitar que por opinar diferente, por tener otra religion o por pertenecer a otra sangre, o en este caso, por caricaturizar al profeta, se incendien edificios, se pida la cabeza de artistas (recuerde a Rushdie), y se quiera iniciar otra cruzada.

Un saludo

Mauricio Rodriguez
mauri1@free.fr

Tomah said... 00:56  

No se le olvide las alcachofas, las lentejas, el garbanzo y el café que para ser lo que es hoy en día necesitó llegar a manos de los árabes.
Y radicales hay en todos lados, el problema es que son los que mas bulla hacen.

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru