El despegar de la malaria





Un mes después de haber hecho las últimas observaciones -tras un breve receso para ir a Israel -la memoria de los Nukak parece tan corta como su permanencia física en un campamento. Lejos de los coros de otrora, cuando a mi llegada todos los niños cantaban como Lady Gaga "Alejandro, Ale-Alejando" la visita de hoy tuve que repetir mi nombre en múltiples ocasiones.

Durante nuestra ausencia, la comunidad se redujo significativamente a causa de una pelea. Tal parece que M. fue golpeado, fuentes distintas indican que pudo ser su hijo o su yerno. Lo curioso del caso es que la pelea que motivó el desplazamiento de casi la mitad de la población fue entre dos personas que aún permanecen en Aguabonita. Según la versión más detallada, otorgada por la promotora de salud, el acalorado debate derivó en una serie de reclamos contra J., el joven líder de la comunidad, seguramente quien intentó mediar en el conflicto familiar. Juliana, la literata que fue objeto de mi afecto, solía recordar con frecuencia el refrán que advierte a personas con alma de redentor que pueden salir crucificados. Desafortunadamente recordaba con la misma frecuencia otro aforismo que anuncia que el verdadero amor está en el adulterio.

De cualquier forma, la realidad es una: el grupo está dividido en dos, y ahora permanecen en el resguardo casi las mismas personas que hace unos meses se fueron a buscar suerte en Barrancón. 

Es importante anotar que K y J se fueron con dos días de tratamiento, mientras J y P se fueron al 5to día. C, el único de los diagnosticados del brote más reciente (todos entre el 29 y 30 de marzo) presentan malaria tipo vivax. Aparentemente C también fue diagnosticada con malaria, una vez llegaron a Caracol. Otra de las hijas de R (familia que presenta paludismo con alta frecuencia) está actualmente en el hospital en recuperación porque R ni amamanta ni prepara la leche que le brindan como complemento nutricional, de manera que el bebé estaba desnutrido.

El grupo que partió, inicialmente llegó a Caracol. Sin embargo, al parecer algunos de los aventureros empezaron a cazar animales salvajes como cabras, gallinas y cerdos, lo cual causó bastante malestar entre los campesinos y fueron expulsados.  Actualmente residen en Capricho.  

Hay varios rumores de corrupción del Crigua, entre ellos que intentan legalizar 54 millones de pesos para hacer una misión de pesca que seguramente no costará el total que ellos pretenden cobrar, y del cual sacarán una tajada importante. Alguno de los muchos procesos que la organización indígena lidera está a cargo de quien dejó a la Ese de primer nivel en la quiebra por mal manejo, de manera que no es de augurarle mucho éxito a los programas Nukak que intentan desarrollar.

Al final de la noche llegó Gustavo con Lucho, el malario que nos acompañó en la primera comisión, cuando fuimos a visitar el campesino que tuvo falciparum, y el primer caso de malaria que presencié. Ambos contaron historias fantásticas sobre sus labores en control de vectores.

Al parecer, la malaria no ha despegado en San José, pero tampoco parece despegarse de los Nukak que la padecen. Algunos de los casos reportados estas semanas aparecen repetidamente en los informes de años anteriores. 

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

0 piedras han sido lanzadas:

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru