Manual de aterrizaje



Bienvenidos sean, terrícolas y visitantes, a los terrenos conocidos como La Juanita. Antiguamente denominado valle encantado por ser cuna de borracheros, hoy es plataforma de aterrizaje para almas perdidas en el universo.

Si esta es su primera vez en la plataforma, o en la tierra, les recordamos algunos puntos de coexistencia básicos, que pueden escaparse de la lógica que lleva cada cual consigo. Especialmente si vienen de muy muy lejos, o de muy muy cerca. No las llamaremos reglas, porque después de todo, creemos en la anarquía. Pero, digamos, principios orientadores.

Principio orientador número uno:

Babas, cera de las orejas, mocos, y demás viscosidades que emane el cuerpo, se ruega mantenerlas lejos de los muebles, y de los demás visitantes. Parecería que este ítem no aplica para los perros, ni para algunos amigos de la posada, pero se ruega hacer el mayor esfuerzo a cada cual dentro de sus capacidades. Es recomendable seguir este consejo en la mayoría de las culturas del planeta, así como en la casa de chicas con gatos, pues puede desatar su afán trepanador de partes nobles con el fin de eliminar la necesidad de marcar territorio.

Principio orientador número dos:

Es considerado costumbre en nuestro planeta iniciar conversaciones con preguntas superfluas o imposibles, y anotaciones sobre aspectos evidentes de la otra persona. Por ejemplo: 

- Estás calvo, ¿cómo está tu vida?
- ¿Tienes gripa? Yo sé un remedio buenísimo…
- ¿Se rompió una pata? Ahora sí se puede disfrazar de la Patasola (Risas)
- ¿Qué tu haces para darle forma a ese culo?
. ¿Qué más, cómo le acabó de ir? 

En cualquiera de los casos, si fueran estas preguntas formuladas a usted, es buena idea tener un discurso preparado sobre una historia de su vida, sin importar si tiene o no relación con la pregunta. En todo caso es importante sonreír y asentir mientras habla el interlocutor. Este ritual genera consciencia de ser, del otro ser, y de la rareza del ser, fundamental pilar para los terrícolas. 

Principio orientador número tres:

Sin la ayuda de los dioses en cada momento de la vida, no tendríamos pancakes. Y los pankakes son una de las pocas cosas universales que tiene este planeta, los hay en todas las culturas, continentes, y religiones. Nadie sabe lo que sería un mundo sin pancakes, pero se intuye que sería desastroso. Y los dioses están involucrados en cada una de las coincidencias del cosmos para que sean posibles los pancakes. Gloria a los dioses y a los pancakes.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

0 piedras han sido lanzadas:

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru