Palabras de padrino



(Hace unas semanas tuve la oportunidad de dar unas palabras en el matrimonio de un amigo del alma. He acá el resultado.)


Estamos acá reunidos para celebrar el matrimonio de Joha y Archi.

Y dado que yo soy el autoproclamado padrino, voy a decir unas palabras sobre el noble muchacho. (¿estás nervioso, Albertico?) 

Una de las locuras que comparto con mi compadre, MAESTRO, Alberto, es una afición casi religiosa por el fútbol. Me han contado que acá en Argentina, a pesar de no tener buenos equipos ni jugadores, 

(Risas.)

¿Cuál Leo? ¿Leo Dan?


Bueno, a pesar de eso, sé que conocen algo, un poquito, del deporte, así que me voy a tomar el atrevimiento de hablar del fichaje de nuestra YA-NO-TAN-JOVEN promesa, que hoy empieza a portar los colores del  equipo Saieg.

Alberto, como toda persona respetable en el deporte, cuenta con un apodo: Joselito Carnaval, que como el ave fénix surge de sus cenizas cuando ya todos lo dan por muerto. En una era donde se habla tanto de cracks, de la reinvención del fútbol, al igual que muchos de ustedes seguramente, yo me he vuelto Colchonero y Cholista, y defensor de la pasión por la redonda. 

En ese sentido, quiero rendir un homenaje acá a la más grande virtud de nuestro muchacho: la capacidad de levantarse y sudar una camiseta, como debe hacerlo un capitán, con coraje, y convicción. A diferencia de los cracks (aunque no es  porque le falte talento), el jugador que quieres poner a patear el penal que da un título mundial es aquel que lo patea como hincha, con el corazón, para dejar su sello donde grandes como Sócrates, Baggio y Maradona han fallado. 

El día que Archi conoció a Joha (¿ya estás nervioso?) 

él estaba…….. por buscar un eufemismo………...vuelto mierda. Pocas veces he visto a mi amigo enfermo, pero ese día estaba reducido a su mínima expresión. Apenas caminaba, y lo hacía con la gracia de los personajes de Walking Dead. Yo pensaba que la noche acabaría en urgencias. Pero, Oh, si estaba equivocado….

Sucedió el milagro: Joha y Ceci entraban al hotel, Casa Peter, donde habíamos llegado por otra serie de desventuras que hoy no vienen al caso. Alguien dijo hola, ellas respondieron, y en menos de lo que canta un gallo, Joselito Carnaval estaba tomando aguardiente y bailando. Sudando la camiseta, derrochando alegría como cualquier hijo del caribe estrenando guayos. Es sin lugar a dudas, el levante, la ligada, con mayor despliegue de perseverancia que he visto en mi vida, y probablemente la humanidad.

Al igual que Puyol, podrá no ser el más agraciado en su manera de conducir el balón. A veces, incluso, puede parecer un poco torpe y necio.

Pero, querida Joha, te llevas un guerrero, que luchará por tu camiseta hasta la muerte, y más allá. Y lo digo con conocimiento de causa, porque lo he visto batirse en franca lid con cualquier contrincante por sus allegados. Pepe y Busquets son tiernas palomitas junto a Alberto defendiendo un ser querido.

Y los dioses conspiran en favor de los guerreros. No hay árbitro comprado, ni talento que puedan contra las conspiraciones cósmicas, como aquella serie de coincidencias, dignas de un libro de Paul Auster, que se dieron para que ustedes dos se conocieran.

De pocas cosas estoy seguro, Joha y Archi. Pero el amor y el fútbol, siempre saltan a la vista.

Y aunque viejo y con resabios, a este pibe le queda mucho fútbol por delante. Y cuenta con alguien que lo inspira a hacer milagros a su lado. Brindo por este equipo, por esta dupla, que seguro dará muy buenos goles….

¡Que ruede el balón! 

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra  

0 piedras han sido lanzadas:

Post a Comment

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru