Julius Hitzig: historia de la francolepsia en Colombia

Colombia, finales del siglo XIX: la lepra es combatida como en la actualidad se desafía el terrorismo, con las cabezas duras de gobernantes tercos y tarados. La medicina criolla da para encontrar el factor de transmisión, pero es ignorada en ámbitos políticos. Los enfermos son aislados en campos de concentración y experimentación por ley, en vez de optar por hábitos higiénicos. Tal vez todos los problemas del país tendrían solución si cada cual viera dónde ensucia.

Por la misma época reportan en Alemania los primeros casos de narcolepsia: un extraño desorden que ataca sin tregua a quien lo padece, de manera inesperada y fulminante. La persona queda dormida. Como Dumpa, después del aguardiente 35. El primer intento académico por abordar el tema lo asoció con el caso de un violador que sufría somnolencia, se creía, debido a la homosexualidad reprimida y al exceso de masturbación (hoy no se salvaría ninguno). Si sufren de sueño extremo durante el día, vean un médico sin temor a que haga preguntas sobre sus hábitos sexuales: es uno de los desordenes más subdiagnosticados, con graves consecuencias para quienes no reciben tratamiento.

Por la misma época, un osado científico amigo de Gélineau fuertemente inspirado por su trabajo produce una serie de artículos (aunque en journals bastante oscuros y de tinte religioso) describiendo un trastorno que denomina, de manera análoga a su colega, francolepsia: ataques repentinos en los que el afectado empieza a gritar espontáneamente todas las emociones que le suscita una situación. La descripción, paradójicamente, llega a resultar romántica, pues el autor la compara con la sensación de estar frente a una mujer que inhibe su capacidad de razonamiento (primeros momentos, dice, del proceso de enamoramiento).

La historia, que recuerda la prolífica y equivocada serie de documentos sobre los rayos-N después de haber identificado los rayos-X, tendría poca importancia, de no haber intervenido el destino en forma de ironía una vez más para Colombia. Julius Hitzig, sobrino de un reconocido investigador de nombre Eduard que llevaba también su apellido de Prusia, tomó la beligerante causa de su tío, enmarcada en el repentino cambio de posición de la teoría alemana alrededor de 1870 en el debate entre puristas y localistas. Unos, defendían la noción tradicional de la academia alemana, kultur, mientras que otros, principalmente de ciencias clínicas, exploraban el sistema nervioso como motor del comportamiento humano. Julius, mezcla de excéntrico sin fundamento y genio incomprendido, sostiene fuertes debates con importantes profesores alemanes que lo llevan al ostracismo.


(Eduard Hitzig, tío de Julius y famoso psiquiatra alemán)

Juan de Dios Carrasquilla, médico colombiano dedicado a investigar la lepra, recibe al particular intelectual alemán en sus instalaciones. Lo que es más importante, recibe la totalidad de los pacientes de Hitzig: más de 200 individuos con antecedentes bastante heterogéneos y provenientes de toda Europa y Asia.

Julius Hitzig, nieto, identificó las siguientes características en el desorden: Altamente hereditario. Al igual que la narcolepsia, sugiere que puede tratarse de una región afectada en el cerebro. Degeneración acumulativa con cada parto, y finalmente, estrechamente asociado con expresiones violentas.

No es claro si Hitzig muere violentamente, a manos del estado, por ayudar a escapar leprosos de su confinamiento, o si se retira a una hacienda frente al Magdalena para pintar acuarelas (su otra pasión) tras contraer matrimonio con una dama de Tocaima. Lo cierto es, desaparece, y sus pacientes son liberados.

Nunca vuelve nadie a estudiar el tema.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Back by popular demand: O, de cómo el fútbol sin propósito se tomó las calles bogotanas

Si el fútbol mediocre invade los estadios colombianos, ¿por qué no aquella expresión de amistad que floreció por meses en los parques capitalinos?

Lunes 29, después de las 8 p.m., cualquier balonazo pendiente con Fabrizio podrá ser solucionado. Se aceptan talentos con el espíritu que muestran estos dos videos, muy recomendados. Todos y todas pueden venir a dar lo suyo en la cancha.



Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Radio Blog 41, ft. Peter Bjorn and John

(((LISTEN TO THE ALBUMS USING THE RADIO SUPERCONTRA)))

Bienvenidos al Radio Blog. Yo siempre he admirado el blog de Supercontra y es todo un honor por fin colaborar con algo por aquí.

Cada semana semana que vaya a un concierto en NYC, de ahora en adelante, les compartiré lo que esté ocurriendo por acá musicalmente colocando dos albums enteros en el Radio Blog para los que les guste andar pendiente de lo mismo, así no estén presentes por aquí. Espero muchas veces encuentren algo de su gusto.


Para arrancar, les traigo el tercer álbum de Peter Bjorn and John (sí, no utilizan comas a propósito). Peter Bjorn and John es una banda con tres integrantes, Peter, Bjorn y John, son de Suecia (si que saben hacer este tipo de música por allá, no?) y lanzaron uno de los mejores albums del año pasado. Usted juzgue a ver si está de acuerdo.
  • Peter Bjorn and John - Writer's Block (2006): Algo que no se puede negar es que en este álbum está uno de los mejores sencillos lanzados en el 2006, Young Folks. Si conoce la banda The Concretes, seguro reconoció la suave y armoniosa voz de Victoria Bergsman en esta canción... lo dejan a uno con ganas de aprender a silbar.

  • Andrew Bird - The Mysterious Production of Eggs (2005): Qué nota de nombre para un álbum. Andrew Bird tiene un doctorado en aquello de saber silbar y que suene interesante en las canciones. Como ejemplo no hay mejor canción que A Nervous Tic Motion of the Head to the Left. Interesante lo que puede resultar de observar por un par de años las gallinas de una finca poner huevos, no?!?!?
Más música en Texto Sonoro.

Propiedad gastrointestinal de:Eduardo Osorio 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Guerrillero: deja las armas y únete a Supercontra

- Hay dos grupos,- dice Dumpa- que todo el mundo ama y yo odio.
- ¿Cuáles?- pregunto con el interés que implica cualquier revelación de Dumpa sobre su manera de ver el mundo.
- Manu Chao, y The Cure. Los odio.

La definicione negativa es probablemente una de las estrategias que más facilita definir la identidad. Yo odio tratar de convencer a un español, la cocaína (el mismísimo demonio), y a Andrés Pastrana. ¿Qué es ser colombiano? Difícil, claro está, pero es claro que es no ser venezolano, peruano o panameño.

Como Dumpa, yo odio algo que todo el mundo adora: Madonna. Su recursiva manera de reinventarse, al igual que Lenny Kravitz, no es más que una manera de traicionarse constantemente: falta de carácter, junto con intereses absolutamente estúpidos (como su fascinación por la cábala), y una manera sensacionalista y facilista de triunfar tan baja como la de Soho (pues empezó a ser noticia por frotarse crucifijos en las partes nobles y por sus escándalos sexuales). Me gusta verla en los videos, no lo niego, pero también me pasa eso con Naty Botero, y me sucedería con muchas otras que no están disponibles en MTV.

Afortunadamente, para los fans de Radio Supercontra, yo no estoy al mando de la música. Cuando abrí esta página, la idea era que fuera un colectivo en el que muchas personas contribuyeran regularmente. Si bien es cierto que algunas almas benefactoras han sacrificado textos para darle un soplo de vida al proyecto de cambiar el mundo con una página de internet, la pluralidad de pensamiento ha sido más una expresión de mi esquizofrenia que producto de las múltiples colaboraciones.

Sin embargo, hace mucho tiempo sugerí a un consumidor compulsivo que abriera un blog de música. Actualmente, publica con más frecuencia que yo en mis épocas intensas (o acaso nadie ha notado cómo estoy de moderado). Para que su esfuerzo sea difundido, y para el deleite de lectores perezosos que se nieguen a visitar los hipervínculos de esta humilde página, decidimos publicar las pesquisas que él divulga (inspiradas y estrechamente relacionadas con los conciertos que él ve en la Gran Manzana).

A partir de ahora no sólo su música, sino también una descripción de ella con cada cambio, en lo que representa el primer colaborador formal en Supercontra: Eduardo Osorio, joven promesa de la matemática colombiana. Tal vez, además, débil cerebro, pues no debe ni sospechar que en poco tiempo hablará de esta página como Spath habla de Archies, y contribuirá con diezmo.

Ya Supercontra no es el ejercito de un hombre sólo. Tengan cuidado.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 0 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Un gringo en el festival de coleo

Ignorados por el folklore criollo, varios shows norteamericanos tuvieron un papel tan importante como Dejémonos de Vainas y Padres e Hijos para criar generaciones de colombianos que crecimos viendo el televisor. Automán, Mánmial, Sledge Hammer, El Hombre Increíble, Profesión Peligro, Los Magníficos, son recordados por todos. El Gran Héroe Americano puede estar en el olvido, pero no es sino ver el video para recordar.



Shows como estos hacen que, en ocasiones, seamos más gringos que locales cuando viajamos por Colombia. Para la muestra, un botón:

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 1 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Meditaciones chocolatinas

La televisión británica ha sido en los últimos días protagonista, una vez más, de un escándalo que involucra en los tabloides sensacionalistas las relaciones entre dos países. Sucede que en uno de los capítulos de Big Brother UK participaba una reconocida actriz de Bollywood, quien en medio del melodrama típico de estos programas fue víctima de insultos. La fluidez de la contraparte, seguramente basura clase media inglesa (mucho más deplorable, en mi humilde opinión, que la apaleada clase media gringa), dio para insultos de calibre "india hijueputa" (traducción libre). El asunto, rápidamente, acabó en el fértil y ambiguo terreno de la discriminación, al punto de ser tema de discusión en la visita de quien es considerado el sucesor del señorito Blair a India. Novelón internacional, en el cual una de las comunidades más tribales y racistas reclama justicia. Casi tan irónico como las noticias colombianas.

En un experimento poco conocido de las ciencias cognitivas, exploraban la capacidad para contar que tienen nuestros primos más cercanos (los chimpancés, no los uribistas). El simio fue capaz de señalar el plato con más chocolates para ganar el jugoso bocado. Después uno con piedras que representaban los chocolates, y posteriormente, aprendió efectivamente a utilizar los símbolos. Al realizar el experimento opuesto (le darían el plato que él señalara a un simio vecino, alias Chupeta) y se quedaría él con el restante. Nuestro amigo uribista pudo señalar el plato con la cantidad representativa de menos chocolates siempre que se utilizaran símbolos, pero ante un plato con la sutileza gastronómica fue incapaz de señalar el que menos emanems tenía, y tuvo que ver siempre a su compañero de celda deleitarse con el cremoso bocado.

En general, la división entre antropología biológica y cultural es entendida en términos de su objeto de estudio: mientras una al parecer tiene por objeto analizar los patrones de conducta y explicarlos en términos evolutivos, la otra se preocupa por los regímenes de representación. Surge entonces la curiosa dicotomía entre cultura y naturaleza, que ya es un tema de cajón pero que todavía marca una diferencia entre varias líneas teóricas. Sin embargo, cualquier reflexión sincera sobre la cultura humana debe llevarnos una inevitable conclusión: los humanos, lejos de bloquear la sinrazón de los caprichos animales, los representamos culturalmente. No es sino ver la Biblia del conocimiento criminal, CSI, para ver cómo todos los asesinatos tienen motivos pasionales o económicos. Yo incluso considero importante analizar el gusto que tiene matar (como lo hacen los niños con insectos) para abordar un conflicto armado en aras de una solución, pues sus agentes descuartizan personas como cucarrones.

El racismo, por ejemplo, es uno de los fenómenos culturales más importantes; fundamento del objeto por excelencia de la antropología cultural: la alteridad. En términos genéticos, una comunidad de chimpancés (uribistas o de la oposición) tiene más diversidad genética que la totalidad de la especie humana. Sin embargo, ni eso, ni las leyes internacionales impiden que una europea clase media desprecie una diva india. Mientras tanto, la comunidad tribal más grande que conoce el planeta (con un sistema de castas y con términos despectivos para designar a las mujeres que nacen fuera de su tierra y tienen novios no indios) reclama igualdad. Las leyes, lo prohiben. La audiencia y el rating lo financian.

Y todo, porque hace medio siglo un austriaco loco empezó a matar gente por la forma que tuvieran en el pito, pero nadie piensa que lo malo no es el racismo sino el uso que se hace de él. Acá se mata por las tierras, por la plata, por secretos, o porque el hijo del presidente salió marica.

Pero el bruto sigue siendo el chimpancé, que no puede señalar el plato con menos chocolates.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 1 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Hans Rosling on TEDTalks

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 1 piedras han sido lanzadas Links to this post  

Telematch

Argentina, Colombia, Venezuela, Bolivia, Perú, Nigeria, el Medio Oriente, India, y otros países del Sureste Asiático pueden no tener muchas cosas en común, pero todos comparten un rasgo fundamental. Algo que los hace inmejorables para los estudios de antropología comparada, especialmente en términos de análisis institucional: en todos ellos se transmitía Telematch, de Transtel, una absurda serie alemana filmada en Colonia que enfrentaba representantes de dos pueblos en varias pruebas, para las cuales los participantes vestían unos disfraces desmesurados que entorpecían su andar. Hay poca información en internet al respecto, curiosamente. Parece ser que, por algún motivo extraño, la serie no era conocida en ningún país del primer mundo, como si tuviera la propiedad de subyugar al pueblo. A mí, con sólo ver la introducción, me dan ganas de ver más, por ejemplo. En la India, lamento informar, todavía son transmitidos los 43 episodios producidos, y gozan de buena audiencia. Inevitable admirar tal precursor del reality.



Cuando preparaba mi viaje a Sumatra, muchas personas en Colombia pasaron por la bochornosa situación de tener que preguntar dónde era. Yo contestaba con propiedad, porque había visto en el mapa el escondido lugar que me serviría de hogar por un tiempo, pero antes tampoco había oído hablar de aquella región en Indonesia (o lo había ignorado). Mi padre decía que mi madre no sabía el lugar que me esperaba, o me habría retenido en nuestra segura patria para que no me expusiera a elefantes, tigres y fundamentalistas religiosos que en actos muy simbólicos crucifican cristianos. Era la primera vez que sentía tranquilidad por haber recibido la circuncisión. Gracias a ella pude conocer una cocina maravillosa (después aprendí que la región había tenido influencia de varios imperios muy diferentes), y algunos lugares que me hicieron sentir en una película de Indiana Jones.

Lo curioso de la situación es que la identidad de buena parte de las personas del tercer mundo se construya con un programa alemán desconocido en su propia tierra. Que seamos profundamente ignorantes de dichas regiones, y que al visitarlas, los referentes para entenderlas sean del cine norteamericano. Una joven promesa del departamento de antropología de la Javeriana trabaja sin descanso por montar un curso para analizar la lectura que se hizo en Colombia de los diferentes discursos en la historia de la disciplina (cuando no está ocupado ordenando los estragos que causan Dumpa y Felipe si coinciden en el tiempo y el espacio).

Wikitomás, la fuente más fecunda de datos curiosos, cuenta que durante la administración de López-Michelsen la prohibición de la droga era bastante conspicua, y en un acto de visión a largo plazo el gobierno colombiano decidió apostarle a la legalización, y entabló lazos con los narcotraficantes. Por una de esas ironías de la vida (que parece tener muy presente nuestra patria), el zar antidrogas llegó a comparar el efecto de la droga con el esquí (por la nieve), y años más tarde una firma de ropa hizo camisetas con un esquiador bajando por una montaña de nieve colombiana. Luego, lo que Juan Pablo llama el pragmatismo norteamericano, adivino, se expresa a manera de movimientos de familia, y a Colombia se la lleva el diablo.

Naturalmente, preferimos algunas versiones de nosotros sobre otras. En general me llama la atención la negación de la influencia árabe en nuestra cultura (aunque creo que Tomás exagera al decir que somos más árabes que los árabes). En el último número de alguna revista cultural hay un artículo bastante aburrido pero muy exhaustivo sobre el Quijote como músico y bailarín, en el que se hace un análisis de todas las referencias al tema en el texto. Todas, sea en instrumentos, en formas literarias, o en géneros musicales, aluden a los primos con petróleo. En evolución jamás he visto una mención al tema, pero si hay autores griegos sobreinterpretados hasta que encajan, lo mínimo que merecen ellos es una ojeada para ver si tienen alguna contribución importante.

Si la pelóta de letras nos describe a la perfección, seguro que Buck Rogers y Automán tienen algo por decir. Supercontra empieza una era yankee para intentar reivindicar la influencia norteamericana de nuestra identidad.

Tres hurras por Dumpa, que logró poner a nuestra disposición la temporada completa de Mandrake. Todos los afortunados que ganen premio en Supercontra pueden reclamarla en DVD, o canjearla por un masaje erótico que Fabrizio auspiciará. Propósito para el 2007: despierta el gringo que hay en ti.

Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 1 piedras han sido lanzadas Links to this post  

abuelas exploradoras

Mis abuelas exploran sin cesar los inhospitos parajes del resort zen
que nos hospeda. La una, con el temple necesario para conducir un
ejercito a la guerra o criar siete hijos. La otra, capaz de contar con
gracia que una ranita del sanitario le golpeo la cola. Han
descubierto, segun entiendo, variedades de arboles, pajaros y
mariposas. Han sido el exito del lugar, incluso en el bar tipo comedia
gringa que tanto he visitado.

Creo que a ellas las divierte mi poca actividad, vaya paradoja. Ellas
solucionaron un percance con una maleta rota (la pago avianca, hay que
resaltar el poder de negociacion que tienen) y se burlan del desorden
que tiene tatiana, mi hermana menor en el cuarto.

Empieza el anno.mannana partimos dejamos koralia para ir unos dias a
mompox, que no conozco. Vere finalmente eso en lo que la humanidad
parece haber depositado sus esperanzas.

He descubierto que soy totalmente adicto al internet, de paso. Menos
mal hasta en la selva encuentra uno su dosis de tecnologia, asi
algunos puristas no entiendan los placeres de escribir mensajes desde
una hamaca bajo luna llena. Este parece perfilarse como un anno cursi,
por lo pronto.

He leido pocas paginas en muchos intentos de brooklyn follies, y
algunas de los detectives salvajes. Vaya manera de escribir, muy
parecida ademas, la de ese par de maestros. Lo que he leido, por lo
menos.

Isaac, duenno del bar, tiene unas historias increibles sobre la
lujuria de un diplomatico del vaticano. Sobrevuelan aviones tipo
fumigacion de glifosato. Los habia visto por tv, pero jamas en vivo.

En mi ausencia de suoercontra me dedique a ver westerns y descubri a
clint eastwood como director, me corregiran los doctos en el arte pero
a mi parecer de la talla de kubrick, cuando menos.

Que alegria estar en playa y no en una ciudad con invierno, con el
respeto que merecen quienes alla moran.

Hubo cambio de musica pero no he podido escucharla. Todavia los
celulares no pueden ver los javascripts de supercontra, ni los de
hotmail.

Habra fotos de estas historias.


Propiedad gastrointestinal de:Supercontra 4 piedras han sido lanzadas Links to this post  

 
Copyright 2007 | Andreas08v2 by GeckoandFly and TemplatesForYou | Design by Andreas Viklund
TFY Burajiru